Espionaje de datos: ¿qué tanto sabe Merkel? | Política | DW | 12.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Espionaje de datos: ¿qué tanto sabe Merkel?

Las revelaciones de Edward Snowden, excontratista de la agencia de espionaje estadounidense (NSA), son el tema político número uno en Alemania. Según Snowden, el mundo está vigilado por Internet.

Espionaje de datos: ¿Qué tanto sabe Merkel?

Espionaje de datos: ¿Qué tanto sabe Merkel?

Poco después de que Estados Unidos fuera acusado de espionaje en Alemania, el presidente Barack Obama efectuó una visita a mediados de junio a Berlín y pronunció un esperado discurso en la Puerta de Brandeburgo. Habló mucho de democracia y libertad y recordó que luchaba por defenderlas. Luego, dio una conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana Angela Merkel. El mensaje: confirmar que todo se encontraba dentro del marco de la legalidad.

Debido a esta vigilancia descontrolada de datos, la jefa del gobierno alemán se mostró comprensiva ante las preocupaciones de sus ciudadanos. Se lo comunicó larga y tendidamente al presidente estadounidense. Pero no se resolvieron todas las discrepancias. “Las vamos a seguir discutiendo”, dijo Merkel en aquel momento.

Revelaciones cada vez más frecuentes

Ronald Pofalla, jefe del gabinete de Angela Merkel es también el responsable de los servicios de inteligencia alemanes.

Ronald Pofalla, jefe del gabinete de Angela Merkel es también el responsable de los servicios de inteligencia alemanes.

Las revelaciones sobre los programas de espionaje, con nombres a veces misteriosos e inocuos como “Prisma” y “XKeyscore”, eran cada vez más explosivas, tanto en medios nacionales como internacionales. Y los servicios de inteligencia alemanes (BND, por sus siglas en alemán) se vieron salpicados. Se les acusa de haber compartido datos a gran escala con sus colegas de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés).

Dos semanas después compareció el jefe del gabinete de Merkel, el conservador Ronald Pofalla ante una comisión. Pofalla es también el responsable de los servicios de inteligencia alemanes. Después de la sesión declaró ante periodistas que los servicios alemanes habían trabajado “conforme a la ley” y que habían respetado plenamente la protección de datos.

Pero varias informaciones señalaban que los servicios de inteligencia alemanes habían entregado a sus homólogos estadounidenses más de 500 millones de datos en diciembre de 2012. Estas cifras fueron reveladas también por Edward Snowden, actualmente asilado en Rusia.

Apaciguar las críticas

La lenta reacción de Angela Merkel ante el caso de espionaje estadounidense fue muy criticada por la oposición.

La lenta reacción de Angela Merkel ante el caso de espionaje estadounidense fue muy criticada por la oposición.

La canciller alemana, Angela Merkel, quien se encuentra actualmente de vacaciones, no paró de repetir a través de su portavoz, Georg Streiter,  que los servicios de inteligencia alemanes no habían violado ninguna norma de protección de datos. Dijo que todo se había hecho conforme a la reglamentación. Algo que también había señalado Pofalla, ministro de Asuntos Especiales de la cancillería.

El portavoz del gobierno añadió otro punto importante: “la transferencia de datos personales de ciudadanos alemanes” sólo ocurrió a través de bases legales y en casos individuales. Sin embargo, estas explicaciones no fueron suficientes para la oposición.

Los argumentos de Merkel, inverosímiles para una gran mayoría

El gobierno de Angela Merkel no se ha pronunciado sobre si la NSA respetó verdaderamente la legislación alemana. “De esto, nadie sabe nada”, ha dicho el portavoz de la canciller. El gobierno alemán ha pedido más explicaciones a los estadounidenses. Pero la respuesta sigue pendiente. ¿Qué se pidió específicamente a los aliados? Es algo que no se dirá. Este tipo de política de la información despierta muchas sospechas en gran parte de la opinión pública alemana. Según las encuestas, la mayoría de la población no confía en Angela Merkel en el asunto del espionaje.

Sin embargo, el jefe del partido de la oposición, Frank-Walter Steinmeir (Partido Socialdemócrata, SPD) se ha visto también salpicado por el asunto, pues durante el gobierno del canciller Gerhard Schröder (SPD) fungió como jefe de la cancillería y por tanto fue coordinador de inteligencia. Durante su mandato, en 2002 firmó un acuerdo entre los servicios de inteligencia alemanes y la agencia estadounidense NSA. El objetivo: tener una cooperación más estrecha contra el combate al terrorismo luego de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

¿Qué aceptó Steinmeier como jefe de la cancillería?

Las acusaciones contra el gobierno de Angela Merkel en este sentido no dejan de circular entre los partidos de oposición: el SPD y los Verdes. Steinmeier, exministro de Relaciones Exteriores del 2005 al 2009 durante la gran coalición de Merkel, sigue resistiendo a los ataques.

“Lo que fue requerido en 2002 no tiene nada que ver con fugas casi sistemáticas de datos privados” como se cree que ha pasado durante el gobierno de Merkel, dice Steinmeier. Sin embargo, la población no sabe hasta ahora de qué manera fue acordada exactamente esa cooperación entre los servicios de inteligencia alemanes y estadounidenses durante el período de Steinmeier.

Más transparencia

Rusia otorgó asilo al informante estadounidense Edward Snowden.

Rusia otorgó asilo al informante estadounidense Edward Snowden.

Eso es lo que se espera de la próxima reunión del gremio parlamentario alemán este lunes (12.08.2013). El jefe del gabinete de Merkel, Pofalla, quiere proporcionar nuevas informaciones. El líder del Partido Verde, Jürgen Trittin, espera justamente eso, sobre todo quiere saber cuántos datos fueron entregados por los servicios de inteligencia alemanes a la NSA estadounidense.

En la última reunión del gremio parlamentario alemán, que tuvo lugar el 25 de julio, se hablaron de más de dos millones de datos compartidos; sin embargo, Snowden denuncia más de 500 millones por mes. Trittin piensa que esa cifra sería más alta y podría llegar a los seis mil millones, tan solo en 2012. Mientras tanto, muchos ciudadanos siguen preguntándose qué es lo que realmente saben sobre ellos los servicios de inteligencia tanto alemanes como estadounidenses. 

Autor: Marcel Fürstenau / Israel Ayala

Editor: Enrique López

Publicidad