España tomará medidas por crisis con Gran Bretaña | Europa al día | DW | 09.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

España tomará medidas por crisis con Gran Bretaña

Mariano Rajoy se reunió con el rey en la isla de Mallorca e informó que está dispuesto a dialogar sobre Gibraltar.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se reunió este viernes (09.08.2013) con el rey Juan Carlos en la isla de Mallorca, donde conversaron sobre la crisis por Gibraltar, desatada por el lanzamiento de 70 bloques de hormigón por parte de las autoridades del peñón. Ellos dicen que para formar un arrecife artificial. En España piensan que es para perjudicar a los pescadores ibéricos.

Desde entonces el gobierno español ha intensificado los controles fronterizos, causando largos retrasos en medio de las elevadas temperaturas veraniegas. Las largas filas han hecho que “la tensión sea palpable”, de acuerdo a un agente consultado por el diario El País. La policía asegura que debe realizar revisiones para evitar el tráfico de tabaco desde Gibraltar, aunque antes eso se hacía al azar y no meticulosamente a cada vehículo, como ahora.

“Espero que esto no vaya a más, pero es evidente que España tiene que defender los intereses de sus ciudadanos y desde luego así lo vamos a hacer”, dijo Rajoy a periodistas tras reunirse con Juan Carlos. “Estamos dispuestos a hablar y dialogar y creo que se puede hacer. España tomará medidas única y exclusivamente legales”, agregó Rajoy.

¿Plan para distraer?

Entre las medidas, se está evaluando aplicar una tarifa de unos 70 euros a quienes ingresan a Gibraltar desde España, investigar las cuentas fiscales de los gibraltareños con propiedades en España y restringir el uso del espacio aéreo español por parte de vuelos con destino al aeropuerto del Peñón.

Rajoy dijo que no le preocupa un ejercicio previsto a finales de agosto de la flota de guerra británica ante las costas de Gibraltar, que algunos medios españoles criticaron el jueves 8 de agosto por considerarlo una provocación en medio del conflicto. El jefe de gobierno español consideró que ese ejercicio ya se conocía desde comienzos de junio, antes de que surgiera la disputa.

Las recientes divergencias por Gibraltar han sido más intensas que en el pasado. Políticos de la oposición han acusado a Rajoy de usar la situación para distraer a los españoles de la grave recesión y del escándalo de corrupción que ha dañado la credibilidad del Partido Popular. Gibraltar fue cedido a Reino Unido hace 300 años por el tratado de Utrecht, pero desde entonces España ha reclamado ese territorio como propio.

DZC (dpa, Reuters, El País)

ADVERTISEMENT