España rechaza entrega de Puigdemont por malversación | Europa | DW | 19.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

España rechaza entrega de Puigdemont por malversación

El expresidente catalán, que se encuentra en Alemania, reaccionó afirmando que revocar la prisión preventiva a los sobreanistas presos "será la demostración de que la justicia española empieza a actuar como la europea".

El Tribunal Supremo español (TS) retiró hoy la euroorden contra el expresidente independentista catalán Carles Puigdemont al rechazar su entrega a España solo por el delito de malversación -y no por rebelión-, como había decidido la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein (Alemania).

La orden europea de detención y entrega dictada por el juez español Pablo Llarena lo reclamaba también por un delito de rebelión en relación con el proceso independentista inconstitucional catalán de 2017.

Esto significa que el exgobernante catalán, que permanece en Alemania en libertad provisional, no podría regresar a España, donde sería detenido automáticamente, hasta pasados al menos 20 años, tiempo que tarda en prescribir el delito de rebelión.

Puigdemont volverá a Bélgica la próxima semana, después de que la Justicia española retirara hoy la orden europea de arresto contra él y rechazara que Alemania lo entregue a España solo por un delito de malversación de caudales públicos. Su abogado belga Paul Bekaert, citado por la agencia Belga, confirmó hoy el traslado. También lo hizo el portavoz del partido de Puigdemont, Albert Batet. "Puigdemont se trasladará a Waterloo. No es hoy mismo, pero será en los próximos días", dijo en rueda de prensa.

Procedente de Finlandia, Puigdemont fue detenido el 25 de marzo pasado por la policía alemana cuando intentaba regresar en automóvil a Bélgica, país adonde huyó a últimos de octubre pasado para eludir la acción de la Justicia española.

El Ejecutivo español, amparado en la Constitución, destituyó a Puigdemont y a todos sus consejeros el 27 de octubre de 2017, después de que el Parlamento regional de entonces aprobase una declaración a favor de la independencia unilateral de Cataluña.

Reacción de Puigdemont

Carles Puigdemont ha subrayado hoy que la retirada de las euroórdenes es la "demostración de la debilidad inmensa de la causa judicial" instruida por el juez Pablo Llarena y ha reclamado de nuevo la puesta en libertad de los soberanistas presos en España.

En Twitter, Puigdemont ha reaccionado así a la decisión del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena de rechazar su entrega a España solo por el delito de malversación, al retirar la euroorden que pesaba contra él.

"Hoy es un día para reclamar con más fuerza que nunca la libertad de los presos y presas políticas. Retirar las OEDE (órdenes europeas de detención y entrega) es la demostración de la debilidad inmensa de la causa judicial", ha afirmado Puigdemont.

El expresidente catalán, que huyó a Bélgica y en estos momentos se encuentra en Alemania, ha añadido que "revocar la prisión preventiva será la demostración de que la justicia española empieza a actuar como la europea".

Puigdemont ha conocido la decisión de Llarena cuando estaba conversando a través de videoconferencia con los diputados de JxCat reunidos en una sala del Parlament. 

La posición alemana

El 12 de junio pasado, la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, estado alemán donde fue detenido Puigdemont, resolvió extraditarlo a España por haber cometido supuestamente un delito de malversación de fondos por organizar un referéndum ilegal de "autodeterminación" el 1 de octubre de 2017.

No obstante, el tribunal alemán explicó que no se produjo el grado de violencia "suficiente" para considerar el delito de rebelión.

"La cantidad de violencia que prevé el delito de alta traición (equivalente alemán al tipo español de rebelión) no se alcanzó en los enfrentamientos en España", argumentó en la resolución judicial sobre los incidentes de la jornada del referéndum.

Tampoco admitió el delito de perturbación del orden público, que planteó también la Justicia española en el caso de que no se admitiese finalmente el delito de rebelión, alegando que Puigdemont "no era el líder espiritual de las acciones violentas".

Además de Puigdemont, el juez Llarena procesó a una docena de líderes independentistas por los delitos de malversación y rebelión, de los que nueve cumplen prisión preventiva en España y cuatro siguen huidos en el extranjero.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |