España no es Grecia | Economía | DW | 09.02.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

España no es Grecia

Experto del Instituto Alemán de Investigaciones Económicas (DIW) dice que, no obstante, para poner en marcha el crecimiento económico, España necesitará aplicar las reformas hasta ahora esquivadas.

Manifestación en España contra la crisis económica.

Manifestación en España contra la crisis económica.

Desde hace semanas circulan en el ámbito financiero internacional presunciones tan comprometedoras sobre la gravedad de la crisis económica española, que varios altos funcionarios del Gobierno de Madrid se han visto obligados a movilizarse para rebatirlas personalmente. Y es que las palabras traen consigo efectos tangibles: el 1º de febrero, por ejemplo, el diario londinense The Financial Times sostuvo que España se enfrentaba a una crisis mayor que la de Grecia, despertando el miedo en los mercados y propiciando la caída de la Bolsa española.

Este lunes (8.2.2010), la ministra de Economía, Elena Salgado, visitó a los directores de la publicación para convencerlos de que el sistema financiero de España es fiable, de que su deuda pública está entre las más pequeñas de Europa y de que el país sigue siendo un lugar seguro para las inversiones. Mientras tanto, el presidente, José Luís Rodríguez Zapatero, arremetía contra los rumores atribuyéndoselos a especuladores interesados en debilitar el euro y sabotear las reformas con las que se busca regular más efectivamente el sistema financiero y los mercados.

España no es Grecia

“Está claro que España se vio seriamente afectada por la crisis económica global. Primero vino el desplome de su sector inmobiliario y después el notable crecimiento de sus índices de desempleo”, explica el Dr. Christian Dreger, experto en análisis de coyunturas financieras del Instituto Alemán para la Investigación Económica (DIW, por sus siglas en alemán) de Berlín. “Pero no se puede comparar la crisis española con la griega. Hasta la explosión de la crisis financiera global, España cumplió sin problemas con las exigencias vigentes en la Eurozona, mientras que en torno a Grecia siempre hubo discusiones relacionadas con sus problemas presupuestarios,” agrega el especialista.

En eso insisten quienes defienden las políticas del Gobierno de Rodríguez Zapatero de sus numerosos adversarios. “Todos los países con problemas desvían la atención hacia el euro. Y dentro de la zona euro, hacia los países periféricos. Pero que me digan qué decisión de política económica errónea ha tomado España, que ha tenido superávit público y una deuda en niveles mínimos en los años en que otros países con un boom inmobiliario similar, como Reino Unido y Estados Unidos, no lo habían conseguido”, señala el economista y director de la consultora Intermoney, José Carlos Díez, en el diario madrileño El País.

¿Dudas razonables?

Pero esos argumentos no satisficieron al staff del periódico británico, uno de los más influyentes en el mundo de las finanzas. Desde las páginas de The Financial Times se ha criticado duramente a Rodríguez Zapatero por no haber enfrentado la crisis global adecuadamente, por haber estimulado la creación de empleo con onerosos planes de emergencia y haber retardado durante tanto tiempo la aplicación de las medidas de estabilización económica que ahora presenta ante la Comisión Europea a la espera de un visto bueno. Según los analistas del medio en cuestión, aún no está claro si España podrá controlar su presupuesto y recuperar la competitividad perdida.

Dreger lo ve posible, aunque advierte que el camino será duro. “El proceso de consolidación de las finanzas es relativamente largo. Cuando hablemos el año que viene sobre la misma temática, veremos que la economía española gozará de mayor solidez,” dice y sigue: “Los esfuerzos para lograr la consolidación de las finanzas son muy ambiciosos. Y vale la pena trazarese objetivos ambiciosos; pero creo que para poner en marcha de nuevo el crecimiento económico se necesitan mejores fundamentos. Ése es el caso en España.”

Reformas ineludibles

“Eso significa que se deben aplicar medidas reformadoras en el mercado de trabajo dirigidas hacia la desregulación. Y es que, según todos los estudios disponibles al respecto, esas reformas traerán consigo el crecimiento económico. Más tarde, el crecimiento económico ayudará a solucionar el problema del presupuesto,” concluye Dreger.

Autor: Evan Romero-Castillo

Editora: Pablo Kummetz

DW recomienda