España celebra fiesta nacional marcada por tensión política | Europa al día | DW | 12.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

España celebra fiesta nacional marcada por tensión política

España celebró hoy su fiesta nacional con el tradicional desfile militar de cada 12 de octubre y en un clima detensión política creciente por la crisis aún abierta en Cataluña y la crispación entre Gobierno y oposición.

En su estreno como presidente del Gobierno en el desfile que recorre el céntrico paseo de la Castellana de Madrid, el socialista Pedro Sánchez fue recibido este viernes (12.10.2018) con abucheos y gritos de "elecciones", "okupa" y "fuera" por el público cercano a la tribuna oficial.

Sánchez desbancó al conservador Mariano Rajoy en junio con una moción de censura apoyada por partidos de izquierda y nacionalistas, incluidos los independentistas catalanes. La oposición lo acusa de pagar "peajes" a esas formaciones para seguir en el poder y le exige adelantar las elecciones, previstas para 2020.

Al contrario de lo ocurrido con Sánchez, el rey Felipe VI y la reina Letizia fueron vitoreados a su llegada al desfile. También acudieron al acto los líderes de los principales partidos, los miembros del gabinete y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Sánchez estuvo acompañado además por todos los jefes de los Gobiernos regionales con excepción habitual de los de Cataluña, País Vasco y Navarra, los nacionalistas Quim Torra, Iñigo Urkullu y Uxue Barkos.

Se repitió la ausencia de Pablo Iglesias, líder del partido izquierdista Podemos y principal respaldo del Gobierno de Sánchez, que evitó por cuarto año consecutivo acudir al desfile.

La disputa del conservador Pablo Casado (Partido Popular) y del liberal Albert Rivera (Ciudadanos) por el voto de derecha, el adelanto electoral anunciado esta semana en Andalucía para el 2 de diciembre y la negociación de los presupuestos de 2019 son otros factores que aumentan la temperatura política en España.

Pero la principal fuente de turbulencias sigue siendo Cataluña, donde la política de diálogo implementada por Sánchez no logró apaciguar la crisis institucional, política y social abierta el 1 de octubre de 2017, cuando el Gobierno regional del independentista Carles Puigdemont celebró un referéndum soberanista ilegal.

A pesar del fracaso de ese plan, el sucesor de Puigdemont, Quim Torra, insiste en avanzar hacia una "república catalana" y fijó a Sánchez un ultimátum para que proponga un referéndum acordado en Cataluña hasta noviembre. Pero el propio Gobierno de Torra se tambalea por la división entre los partidos independentistas.

En ese clima de inestabilidad y tensión, miles de personas marcharon hoy por el centro de Barcelona en defensa de la unidad de España con el lema "Barcelona, garante de la hispanidad". En la cercanía, grupos independentistas y antifascistas programaron también concentraciones de signo contrario. (dpa).

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Publicidad