Esculturas que dialogan sobre derechos humanos | Cultura | DW | 05.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Esculturas que dialogan sobre derechos humanos

La exposición "Before the Law" o Ante la Ley, reúne esculturas contemporáneas con obras de la posguerra para mostrar cómo enfrenta el arte esa realidad.

default

"El Padre Estado", obra de Thomas Schütte.

“El proceso” es una novela inconclusa de Franz Kafka, que Max Brod terminó y publicó en 1925 basándose en el manuscrito de Kafka. En dicho relato, Josef K. es arrestado una mañana por una razón que desconoce. Desde este momento, el protagonista se adentra en una pesadilla para defenderse de algo que nunca se sabe qué es y con argumentos aún menos concretos, tan solo para encontrar, una y otra vez, que las más altas instancias a las que pretende apelar son las más humildes y limitadas, creándose así un clima de inaccesibilidad a la “Justicia “ y a la “Ley”. 

Vor dem Gesetz (Ausstellung)

"Sin título", de Marko Lehanka.

De la novela surgió un famoso relato kafkiano, “Ante la Ley”, que resume la esencia de la “pesadilla kafkiana”. En él, un campesino pretende cruzar la puerta de la Ley, pero un guardián se lo impide durante años. Al final, cuando el hombre agoniza, el guardián le grita: "Ninguna otra persona podía haber recibido permiso para entrar por esta puerta, pues esta entrada estaba reservada sólo para ti.

La moraleja:

El extraño deduce que toda ley es suceptible de ser interpretada por cada uno de nosotros. Los artistas, en particular, lo saben muy bien, toda vez que han visto como su derecho indiviual a la expresión ha sido pisoteado por regímenes o movimientos sociales.

Vor dem Gesetz (Ausstellung)

"Carrusel", de Bruce Nauman.

Algunos artistas que vivieron los comienzos de la Segunda Guerra Mundial cuestionaron el significado de vivir en una Alemania dominada por una dictadura que no respetaba la vida humana. La exposición “Ante la Ley”, en el Museo Ludwig de Colonia, examina la forma como las artes plásticas han tematizado los derechos humanos desde la posguerra hasta nuestros días.

Diagnóstico del presente: cuerpos rotos

“La pintura puede ilustrar el sufrimiento y puede, fácilmente, convertirse en kitsch”, dice Kasper König, curador del Museo Ludwig y uno de los más céleres expertos de arte en Alemania. Para König, “esta exposición reflexiona sobre las interrogantes existenciales de la vida humana y ofrece un diagnóstico del presente”.

La obra “Juventud sentada”, de Wilhelm Lehmbruck, realizada entre 1916 y 1917, es una de las principales esculturas de la muestra. La cabeza de la figura casi que cuelga del cuello atribulada por el peso de su tristeza. Ésta y otras obras de Lehmbruck, expresan la persecución que éste y muchos artistas sufrieron durante la época nazi. 

Queda una pregunta...

Vor dem Gesetz (Ausstellung)

"Construyendo nación", de Jimmie Durham.

Por otra parte, el arte contemporáneo no se reduce así mismo a un punto en el espacio sino que más bien se dispersa, a menudo por toda una sala. Como “Carrusel”, de Bruce Nauman, una instalación que presenta cuerpos muertos de animales que penden de polos. Cuerpos cubiertos de un material gris. La exhibición pone a esculturas históricas a dialogar con instalaciones contemporáneas. La violación de los derechos humanos es lo que realmente une a las diferentes obras, pero “¿en dónde estamos hoy como ciudadanos, artistas y sociedad? ¿Hemos avanzado como humanos en el respeto de los derechos fundamentales de los demás?

Autor: Sabine Oelze / JOV

Editor: Enrique López

DW recomienda