Escándalo en Gran Bretaña: espía ruso lucha por su vida | Política | DW | 07.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Escándalo en Gran Bretaña: espía ruso lucha por su vida

Podría ser una novela de espías, pero el supuesto envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal en Salisbury está lejos de ser ficción. El caso es comparable con el asesinato de Litvinenko, hace 10 años.

Sergei Skripal, tras las rejas en Moscú en agosto de 2006.

Sergei Skripal, tras las rejas en Moscú en agosto de 2006.

Un centro comercial en Wiltshire es tal vez el último lugar donde puede esperarse que se desarrolle un episodio dramático del espionaje internacional. Sin embargo, eso es lo que sucedió, cuando Sergei Skripal, de 66 años, fue encontrado inconsciente en la ciudad de Salisbury. Su hija de 33 años, Yulia, que estaba con él, también se encuentra en una condición crítica.

Ambos están en el hospital en cuidados intensivos, después de haber estado expuestos a una sustancia misteriosa. La policía británica está trabajando actualmente para determinar cuál fue aquella sustancia.

Se descubrió que Skripal es un exagente de inteligencia. En 2006, Rusia lo sentenció a 13 años por traición, alegando que espiaba para los servicios de inteligencia británicos. Se lo acusó de pasar secretos al MI6 desde finales de la década de 1990 y de haber recibido más de 100.000 dólares por delatar las identidades de los agentes rusos en Europa.

 

Pero no cumplió la condena, ya que en 2010 fue uno de los cuatro prisioneros liberados por Moscú a cambio de 10 espías rusos capturados en EE. UU. Como parte de este intercambio, Skripal obtuvo refugio en el Reino Unido.

Ecos de Litvinenko

Rusia ha dicho que no tiene "información" sobre lo que sucedió con Skripal y su acompañante, y se ofreció a cooperar en la investigación policial. Dmitry Peskov, portavoz del presidente ruso Vladimir Putin, dijo a los periodistas: "Vemos esta trágica situación, pero no tenemos información sobre qué pudo haber llevado a esto, en qué estaba involucrado".

Inevitablemente surgen las preguntas sobre el papel del Kremlin. "No podemos hacer suposiciones en esta etapa, pero la participación rusa parece ser la explicación más probable", dijo a DW Keir Giles, un experto en seguridad rusa en Chatham House. "Se ajusta al patrón de los ataques cada vez más descarados", agregó.

El caso Skripal llega justo 10 años después del asesinato de Alexander Litvinenko, un exagente ruso envenenado con polonio radioactivo en un hotel de Londres. Una investigación pública concluyó recientemente que su asesinato probablemente se llevó a cabo con la aprobación de Putin. "La historia del régimen de Putin se puede contar como una serie de asesinatos que marcan los límites de lo aceptable y lo inaceptable para el estado ruso", dijo DW, por su parte, Ben Judah, autor de "El Imperio Frágil: de cómo Rusia se enamoró y dejó de amar a Vladimir Putin”.

Patrón de asesinatos

Aunque el caso Litvinenko es el ejemplo más conocido de un asesinato ruso en territorio británico, eso no significa que haya sido el único. Una investigación de 2017 de Buzzfeed News puso al descubierto el alcance de esta metodología, con 14 asesinatos en el Reino Unido. Los casos informados por Buzzfeed involucraron tanto a ciudadanos rusos como a británicos.

"Skripal es el último de una serie de enemigos del Kremlin que fueron víctimas de envenenamientos misteriosos en el Reino Unido desde que Putin llegó al poder", declaró a DW Heidi Blake, jefa de investigaciones de Buzzfeed en el Reino Unido. "Lo estás escuchando porque, esta vez, la policía está investigando. ¿Pero qué hay de las 14 muertes que ignoraron?", cuestionó.

Se está llevando a cabo una investigación sobre la muerte de Alexander Perepilichny, un ruso que huyó al Reino Unido después de denunciar un fraude fiscal de 230 millones de dólares a manos de funcionarios corruptos del gobierno ruso. Murió mientras salía a trotar en Surrey en 2012. Una investigación ha señalado que su estómago tenía rastros de un extraño veneno para plantas.
"Probablemente haya otros asesinatos que nunca descubriremos", dijo Giles. "Lo que Rusia ha estado aprendiendo con todo esto es que no hay costos ni consecuencias. A nadie le importa lo suficiente como para responder realmente a Rusia, por lo que continúan", añadió.

El Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, aseguró que si se demuestra la participación de Rusia, Gran Bretaña "repensará" su participación en la Copa del Mundo en junio. A pesar de tales declaraciones, los ejemplos pasados sugieren que no habrá consecuencias duraderas tras la muerte de Skripal.

"Mi suposición es que será rápidamente olvidado", afirmó Giles y continuó: "A menos que finalmente se llegue a un punto en el que sea tan evidente que incluso el gobierno británico no pueda negarlo". 

Ver el video 02:02
Now live
02:02 minutos

Intoxicación de exespía ruso

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Audios y videos sobre el tema

Publicidad