Erradicación de la pobreza: ″África debe cambiar las cosas″ | El Mundo | DW | 17.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Erradicación de la pobreza: "África debe cambiar las cosas"

El más reciente informe sobre la pobreza publicado por el Banco Mundial muestra que más de la mitad de las personas en situación de extrema pobreza vive en África. DW habló con Francisco Ferreira, coeditor del informe.

Este 17 de octubre de 2018, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, el Banco Mundial ha publicado un informe sobre la situación entre los años 2013 y 2015. DW habló con Francisco Ferreira, coeditor del informe y consejero jefe del Banco Mundial, donde dirige el programa de investigación sobre pobreza y desigualdad.

Deutsche Welle: ¿Qué es lo más llamativo del informe sobre la pobreza?

Francisco Ferreira: Denominamos pobres a todos aquellos que viven con menos de 1,90 dólares al día. Hemos situado el límite de la pobreza muy abajo. Vemos que la pobreza retrocede. En el año 1990, una de cada tres personas en el mundo vivía en la pobreza extrema. En 2015, una de cada diez. Pero el retroceso se produce de forma más lenta y eso sucede en parte porque la pobreza se concentra cada vez más en el África subsahariana. Como en aquella zona la población crece muy rápido, es también la única región donde sube la cifra absoluta de pobres. Calculamos que en África viven unos 413 millones de personas en situación de pobreza extrema. Eso es más de la mitad de la población pobre de todo el mundo, unos 736 millones de personas.

Francisco Ferreira, Senior Adviser der Weltbank

Francisco Ferreira, consejero del Banco Mundial.

 ¿Cuáles son las razones?

Los conflictos, la fragilidad de las instituciones y la violencia se relacionan con la pobreza creciente en todo el mundo. Y en África hay una serie de países frágiles y con conflictos, como la República Centroafricana, Sudán del Sur y Somalia. A ello se agrega que el crecimiento económico fue durante mucho tiempo más bajo que, por ejemplo, en Asia, la otra región en la que había mucha pobreza, pero donde retrocedió con más rapidez.

La ONG Oxfam publicó un informe sobre la efectividad con la que los diversos Estados actúan contra la desigualdad social. Nigeria ocupaba el último puesto. ¿Comparte usted esta valoración?

Nosotros no hacemos una clasificación, sino que ponemos en cifras cuánta pobreza hay. En Nigeria se dan al menos dos factores al mismo tiempo. Por un lado, un extenso conflicto en la zona noreste del país, en el que las milicias islamistas de Boko Haram están activas. Por otro lado, hay una fuerte dependencia de la industria del petróleo. Hay muchos otros países africanos que igualmente son dependientes de la extracción de materias primas: Guinea Ecuatorial, Zambia, la República Democrática del Congo… Cuando una gran parte del crecimiento económico de un país proviene de una industria que no da trabajo a mucha gente y que no tiene demasiada relación con el resto de la economía, eso puede tener un impacto positivo en el Producto Interno Bruto. Pero las personas no se benefician directamente de esa situación, sobre todo aquellas que trabajan en la agricultura de subsistencia.

Ver el video 28:31

Los ricos, los pobres y la basura

¿Conoce ejemplos positivos?

Por supuesto que también hay en África casos exitosos en países como Ruanda y Burkina Faso, en los que un cierto crecimiento económico ha ido de la mano de un retroceso de la pobreza. En general, en todo el continente se han reducido las cuotas de pobreza, aunque muy lentamente. A pesar de sus desafíos políticos, Etiopía ha luchado contra la pobreza y ha logrado ampliar su economía. Aunque sigue siendo un país agricultor, hemos observado un fuerte ascenso en el área de la producción propia.

Más allá de África, China y Vietnam son otros dos casos de éxito. En Vietnam, los ingresos agrarios han aumentado mucho en los últimos diez a 20 años, logrando reducir rápidamente la pobreza. En África, las personas en situación de pobreza más extrema viven en el campo de una agricultura muy poco productiva. Los Gobiernos deberían pensar en ellos.

Rubaya Mine Fluss

Muchos países africanos tienen una fuerte dependencia de la extracción de materias primas.

¿Qué deben hacer los Gobiernos para reducir la pobreza en los países africanos?

Tienen que ampliar su economía, sobre todo los países dependientes de las materias primas. En ellos, la tierra produce capital que debería ser invertido en otros lugares. Mejor dicho, en las personas. No solo en escuelas, sino también en profesores bien formados. Además deben invertir en el área de las infraestructuras con el objetivo de lograr mayor productividad: mejores calles y redes ferroviarias, una red eléctrica más segura y un mejor abastecimiento de agua. Pero nada de todo esto puede funcionar sin líderes de Gobierno más sólidos y un Estado de derecho consolidado.

¿Cómo ve usted las perspectivas de reducción de pobreza y desigualdad en los países africanos?

Si todo sigue como en la última década, no demasiado bien. La tasa de pobreza en el África subsahariana en 2030 podría seguir siendo del 25 por ciento, mientras en el resto del mundo sería del dos por ciento. Es decir, casi nueve de cada diez personas pobres vivirían en África. ¿Puede cambiar eso? Sí, África puede hacerlo llevando a cabo las transformaciones que he mencionado antes. Hay mucha esperanza y muchas personas comprometidas, creativas e innovadoras que desean impulsar el continente. Pero las personas pobres deben asegurar su subsistencia y las inversiones deben llegarles. Solo eso logrará cambiar las cosas.

Friederike Müller-Jung (ms/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema