Erdogan vuelve a atacar a EE.UU. y rechaza intervención del FMI | El Mundo | DW | 12.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Erdogan vuelve a atacar a EE.UU. y rechaza intervención del FMI

El presidente estadounidense, Donald Trump, avivó la crisis de la divisa turca de forma consciente al ordenar a partir del lunes una subida de los aranceles del 25 al 50 por ciento al acero de Turquía.

En medio de una crisis fuerte crisis monetaria, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, volvió a arremeter con dureza contra Estados Unidos, su socio en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). "Intentan sacrificar a 81 millones de turcos por un pastor", dijo hoy (12.08.2018) en la ciudad de Trabzon sin mencionar expresamente a Estados Unidos.

"Pero hemos decubierto su trama y les desafiamos", añadió. Lo que Estados Unidos no ha logrado con la provocación intenta conseguirlo ahora con una política monetaria, declaró el líder turco asegurando que se trata "claramente de una guerra comercial". Las relaciones entre Washington y Ankara atraviesan un momento especialmente tenso. Estados Unidos pide la liberación del pastor Andrew Brunson, detenido en Turquía acusado de terrorismo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, avivó la crisis de la divisa turca de forma consciente al ordenar a partir del lunes una subida de los aranceles del 25 al 50 por ciento al acero de Turquía. La lira turca sufrió una fuerte caída el viernes. Desde comienzos de año, la divisa se ha devaluado en más del 70 por ciento con respecto al dólar y en torno a un 61 por ciento con respecto al euro.

"De nuevo nos enfrentamos a una conspiración política y malvada, pero si dios quiere, también esta vez lograremos superarla", dijo Erdogan. El presidente turco rechazó una intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI), algo que le proponen muchos observadores. "Sabemos muy bien que aquellos que nos sugieren un negocio con el FMI en realidad nos proponen renunciar a la idependencia política de nuestro país", señaló.

Además volvió a destacar que en Turquía no hay ninguna crisis económica. Tal y como hizo en otros discursos, pidió a los turcos cambiar dólares y euros a liras. Es ingenuo pensar que un problema con los tipos de cambio puede detener a un país como Turquía, dijo. Además exigió a los ciudadanos seguir mejorando su hospitalidad hacia los turistas. "Porque ellos traen dólares (...)", sentenció.

CT (dpa, EFE)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda

Publicidad