Erdogan: UE no me apoyó tras el golpe como lo hizo Rusia | Europa | DW | 08.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Erdogan: UE no me apoyó tras el golpe como lo hizo Rusia

Según el presidente turco, Europa se preocupó más de los arrestos y despidos que de las víctimas del fallido golpe de Estado. Alemania recuerda que si reintroduce la pena de muerte, Turquía no podrá ingresar en la UE.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó a la Unión Europea (UE) de no haberle respaldado lo suficiente tras el fallido golpe de Estado del mes pasado y amenazó con revisar sus relaciones, al tiempo que puso como ejemplo el apoyo recibido por parte del presidente ruso, Vladímir Putin.

En una larga entrevista que hoy publica el vespertino francés Le Monde, la primera concedida a un medio occidental tras la asonada, aseguró que "una parte de los líderes del mundo occidental" se conformó con "telefonear", algo que considera "insuficiente" para un golpe que provocó "240 mártires y 2.200 heridos".

"Me hubiera gustado que los líderes reaccionaran" igual que se hizo tras los atentados de París y que "no se contentaran con algunas convenciones" para condenarlo. Y añadió: "El mundo occidental ha estado en contradicción con los valores que defiende. Debe solidarizarse con Turquía, que se ha apropiado de sus valores democráticos".

Prefiere a Putin

El presidente Erdogan acusó a Europa de "haber dejado a los turcos solos" y de preocuparse más de los arrestos y despidos posteriores. "Estamos luchando contra un golpe de Estado, contra terroristas. El mundo occidental tiene que entender a quien afrontamos", señaló.

Frente a esa actitud, el presidente turco aseguró que Putin, con quien se reunirá mañana en Moscú, "no criticó los despidos de militares o funcionarios".

Erdogan recordó que Turquía lleva 43 años llamando a la puerta de la UE sin éxito, mientras que otros países han ingresado: "Solo Turquía ha sido tratada así", dijo el mandatario, que estimó que la UE "abre capítulos" nuevos a la adhesión "sin que las negociaciones comiencen nunca". "La UE no se comporta de forma sincera con Turquía", dijo Erdogan, que recordó que su país acoge a 3 millones de refugiados, mientras Europa "solo se preocupa de que no lleguen a su territorio".

Afirmó que el acuerdo firmado con la UE para readmitir a los refugiados será anulado si no se adopta la contrapartida de eliminar los visados a los ciudadanos turcos para entrar en Europa, que debía entrar en vigor, según él, el 1 de junio.

Türkei - Pro-Erdogan Demos in der Türkei

Manifestación a favor del gobierno turco celebrada ayer en Estambul.

Berlín recuerda las condiciones

El Gobierno alemán reiteró hoy que Turquía no podría ingresar en la Unión Europea (UE) si reintroduce la pena de muerte, como volvió a plantear ayer el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. La viceportavoz del Gobierno alemán, Ulrike Demmer, subrayó en un encuentro rutinario con medios de comunicación que "no hay sitio en Europa para un país que aplica la pena de muerte" y recordó que las conversaciones con Ankara para su incorporación al bloque comunitario tienen un "final abierto".

El viceportavoz del Ministerio de Exteriores, Shawsan Chebli, afirmó por su parte que las negociaciones entre Bruselas y Ankara quedarían zanjadas si Turquía reintrodujese la pena capital. "Si Turquía introduce la pena de muerte, esto supondría el fin de las negociaciones. Punto", zanjó Chebli al ser preguntada al respecto.

Desde el fallido golpe de Estado del pasado 16 de julio en Turquía, Erdogan ha señalado en varias ocasiones su intención de recurrir a la pena capital para castigar a los instigadores de la asonada. La UE, además de hacer públicas sus dudas acerca de las purgas a gran escala que está llevando a cabo el Ejecutivo turco en la administración tras el golpe, ha enfatizado varias veces que la pena de muerte es incompatible con el derecho comunitario.

JC (EFE, dpa, AFP)




DW recomienda

  • Fecha 08.08.2016