Erdogan anuncia ″nueva era″ en Turquía | El Mundo | DW | 11.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Erdogan anuncia "nueva era" en Turquía

Luego de ganar las elecciones presidenciales por mayoría absoluta, el primer ministro turco dijo que "se abren las puertas de una nueva era" en Turquía. El anuncio fue recibido con escepticismo en Alemania.

Recep Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía.

Recep Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía.

"Hoy el ganador no sólo es Recep Tayyip Erdorgan. La voluntad nacional es la ganadora. Hoy la democracia ha ganado una vez más", dijo en la noche del domingo en un discurso pronunciado desde el balcón de la sede central de su agrupación, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), en Ankara.

En su discurso, en el que el político mostró un tono más conciliador hacia la oposición, Erdogan expresó que será el presidente de los 77 millones de turcos y urgió a la nación a dejar de lado las diferencias religiosas y étnicas.

"Hoy es un día histórico (...) Hoy cerramos las puertas de una vieja era y abrimos las de una nueva era", señaló el político de 60 años, que se convierte así en el primer presidente electo directamente por el pueblo en la historia de Turquía.

Erdogan obtuvo un 52 por ciento los respaldos en las urnas, según los resultados dados a conocer tras el recuento de casi la totalidad de los votos. El presidente de la Comisión Electoral, Sadi Güven, habló de una mayoría absoluta para Erdogan.

Su principal rival político fue el candidato conjunto de los opositores CHP (socialdemócrata) y MHP (de derechas), Ekmeleddin Ihsanoglu, quien obtuvo alrededor de un 39 por ciento.

Reacciones en Alemania

En Alemania, la victoria de Erdogan en Turquía fue recibida con cautela. El presidente del partido Los Verdes, Cem Özdemir, expresó a la emisora Deutschland Funk su

escepticismo acerca de que Erdogan cumpla con su anuncio de promover la conciliación en su país. Según Özdemir, no es la primera vez que el primer ministro turco anuncia algo semejante, y que, en realidad, su actitud se ha vuelto cada vez más autoritaria, por lo cual no hay motivo para creer que en Turquía se produzcan cambios profundos.

El presidente de la comunidad turca en Alemania, Safter Cinar, dijo, por su parte, que Erdogan debe tomar un curso más moderado que el que ha seguido hasta ahora. De otro modo, añadió, es de esperar que en Turquía se produzcan disturbios masivos.

Críticos temen que Erdogan amplíe sus poderes

Las de hoy fueron las primeras elecciones en que los turcos pudieron elegir directamente al presidente, que asumirá su mandato el 28 de agosto. Erdogan gobierna Turquía desde 2003 como primer ministro. Los estatutos de su partido AKP no le permitían presentarse a un cuarto período como jefe de gobierno. Sus críticos temen que amplíe sus poderes como presidente e impulse la islamización del país.

Erdogan ya ha anunciado su intención de elaborar una nueva Constitución y dejó claro que como presidente utilizará al máximo las facultades que le otorga la actual Constitución. Si bien el presidente saliente, Abdulá Gül, al igual Erdogan uno de los fundadores del partido gobernante AKP, limitó sus funciones a un papel ceremonial, la Constitución otorga un considerable poder al jefe de Estado. Por ejemplo, sus decisiones no pueden impugnarse judicialmente.

Numerosas crisis de gobierno

La oposición acusó a Erdogan de utilizar recursos estatales para su campaña electoral.

Protestas en el Parque Gezi, Estambul. (31.5.2014).

Protestas en el Parque Gezi, Estambul. (31.5.2014).

También fue criticada la televisión estatal TRT, que dio a Erdogan mucho más tiempo en antena que a sus

contrincantes. Ihsanoglu, de 70 años, criticó hoy ese aspecto. "La campaña se llevó a cabo en condiciones injustas y desiguales", dijo tras depositar su voto. Erdogan logró la victoria a pesar de haber atravesado numerosas crisis en el último tiempo. El verano (boreal) del año pasado millones de personas salieron a la calle para protestar por su estilo autoritario de gobierno. Además, su gobierno enfrentó numerosas acusaciones de corrupción.

Erdogan deberá abandonar la presidencia del AKP, que deberá mantener una reunión de alto nivel en breve para elegir a un nuevo líder partidario y primer ministro. Este domingo estaban llamados a votar unos 53 millones de ciudadanos, además de los 2,8 millones de turcos con derecho a voto que viven en el extranjero, quienes pudieron participar hoy en la votación por primera vez.

CP (dpa, rtr, dradio)

Publicidad