Equitación: el deporte de la igualdad de género | El Mundo | DW | 22.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Equitación: el deporte de la igualdad de género

En la equitación, mujeres y hombres no están separados por género. Sobre un caballo, lo que importa es la destreza, no la fuerza y la resistencia, como en la mayoría de los demás deportes.

Simone Blum, jinete alemana.

Simone Blum, jinete alemana.

El deporte ecuestre es el único deporte olímpico en el que hombres y mujeres se miden en competiciones conjuntas: doma, saltos de obstáculos y versatilidad. "Eso está perfectamente bien", dice Otto Becker, entrenador nacional de los saltadores de obstáculos alemanes. "En la equitación se ha logrado equidad entre hombres y mujeres. Los caballos son hoy más livianos, de modo que ambos sexos tienen las mismas posibilidades".

Más coordinación que fuerza

En otros deportes, la separación por género es necesaria porque lo que se mide es fuerza, resistencia o velocidad. En esas, los hombres suelen ser superar a las mujeres en fuerza, por ejemplo. En la equitación empero, se trata más de coordinación, agilidad y habilidad.

 Y aquí las mujeres no tienen ninguna desventaja en comparación con los hombres. "Montar un caballo es algo muy complejo y, como todos los deportes de equilibrio, demanda de gran coordinación", explica Matthias Bojer, jinete profesional y experto en deportes ecuestres de la Universidad Deportiva Alemana de Colonia, quien agrega que "la fuerza máxima no es aquí un factor decisivo, sino la coordinación y comunicación con el caballo a un nivel muy fino".

Esto lo confirma la actual campeona del mundo, Simone Blum, quien obtuvo el segundo lugar con el equipo alemán en en Aquisgrán en la Copa de Naciones (CHIO) con su yegua "Alicia”. "Un caballo como Alicia es increíblemente fino y fácil de montar", dice Blum, quien cuenta que "no tienes que hacer ninguna flexión ni mucha fuerza en las piernas".

Otras exigencias

Para el compañero de equipo de Blum, Marcus Ehning, "montar no es un deporte de fuerza", como le dice a DW. "En consecuencia, no se necesitan fuerzas masculinas, porque se trata simplemente de sensibilidad con el caballo". Una destreza de la que Ehning dispone. No en vano ganó la Copa de las Naciones y el Gran Premio 2018 con su mejor caballo, "Pret A Tout”, en Aquisgrán.

"Marcus Ehning es uno de los jinetes más sensibles del mundo", afirma Matthias Bojer, porque "es capaz de lograr grandes resultados en competición con muy poco esfuerzo físico, gracias a su estilo sobre el caballo". Por otro lado, según Bojer, hay ejemplos de mujeres muy combativas que han ganado muchas más competencias que muchos hombres. Las diferencias no se basan tanto en el género, sino en el tamaño y el peso de los competidores. "Un jinete tan alto como Ludger Beerbaum por ejemplo, tiene que hacer muchos más esfuerzos por mantener el equilibrio y evitar un mayor desgaste", explica Bojer.

Daniel Deusser, jinete alemán.

Daniel Deusser, jinete alemán.

Pero no importa si el jinete es alto o bajo, o si es mujer u hombre, todos tienen que entrenar y practicar otros deportes compensatorios para mantenerse en forma. En algunos casos, con entrenadores personales y mentales.

Becker: "Cada vez más mujeres jinetes con éxito"

La campeona del mundo de Alemania, Simone Blum, es una de las 14 mujeres que compiten en salto de obstáculos en el CHIO Aquisgrán 2019. En el mismo equipo hay 51 hombres. Sin embargo, este desajuste no se refleja necesariamente en los resultados: en la Copa de las Naciones, Suecia ganó con un equipo compuesto por dos mujeres y dos hombres. En el equipo alemán, fue Blum, con su yegua Alice, la que obtuvo el mejor resultado en dos rondas.

Aunque solo cinco mujeres han podido ganar la prueba más importante y difícil del torneo de Aquisgrán desde 1927, el Gran Premio se lo han llevado dos hombres y tres jinetes mujeres, entre ellas, Meredith Michaels-Berbaum, que ha estado en la lista de ganadoras desde 2005. La relación se está volviendo cada vez más favorable a las mujeres.

El entrenador nacional Otto Becker asume que es solo es cuestión de tiempo hasta que más mujeres lleguen a la clase superior. "En los clubes de equitación el 95% son chicas, lo que se refleja en los torneos", dice. "Cada vez más mujeres montan, y con mucho éxito".

(jov/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda