Enviada de la UE se reunió con el derrocado presidente egipcio | El Mundo | DW | 30.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Enviada de la UE se reunió con el derrocado presidente egipcio

Catherine Ashton se reunió por sorpresa el lunes con el ex presidente egipcio Mohamed Mursi, destituido de su cargo por los militares. "Está bien", informó este martes en rueda de prensa en El Cairo.

En una breve declaración, Ashton afirmó que el derrocado presidente Mohamed Mursi “está bien” y “tiene acceso a informaciones a través de la televisión y la prensa”. Señaló además que vio la prisión, pero no sabe dónde se encuentra. Según los medios locales, Ashton se desplazó en un helicóptero para este encuentro. Previamente, la portavoz de la representante de la diplomacia europea había anunciado en Twitter el encuentro, indicando que Ashton y Mursi hablaron "en profundidad" durante dos horas.

Ashton es la primera extranjera a la que el Ejército egipcio le permite entrevistarse con Mursi. Tras haber sido destituido el 3 de julio en medio de multitudinarias protestas, los militares mantienen al político islamista detenido en un lugar desconocido. Mursi –que originalmente pertenecía a las filas de los Hermanos Musulmanes– se encuentra formalmente en prisión preventiva desde el pasado viernes 26 de julio.

Aparte de Ashton, hasta la fecha sólo han podido hablar con él los vigilantes, militares y el juez de instrucción. Oficialmente, no ha trascendido prácticamente nada en las casi cuatro semanas que lleva retenido, aparte de que está siendo tratado "de forma digna" de acuerdo a su último cargo, según dijo un portavoz del Ejército, y que se le retiene "por su propia seguridad". El pasado 7 de julio, una delegación de expertos en derechos humanos obtuvo acceso al lugar donde se le retenía, pero Mursi se negó a entrevistarse con ellos.

¿A las puertas de una mediación?

Durante la rueda de prensa de este martes en El Cairo, los periodistas querían saber qué dijo Mursi en su encuentro con Ashton, pero la diplomática fue cautelosa con sus declaraciones. "Yo le dije que no iba a decir nada de lo que él dijo, pues en estas circunstancias no me puede corregir si dijese algo de forma equivocada", declaró escuetamente. Este gesto, que han permitido los nuevos dirigentes, podría marcar el inicio de una misión de mediación.

Ver el video 01:44
Now live
01:44 minutos

Ashton: Mursi "está bien"

Ashton, que realiza su segunda visita a Egipto desde que comenzó la ola de protestas y el enfrentamiento político por la destitución de Mursi, ha pedido varias veces que sea liberado. Al iniciar su viaje a El Cairo, la enviada de la UE había pedido un "proceso de transición integrador" en el que también estuvieran incluidos los Hermanos Musulmanes y que lleve "lo antes posible" a nuevas elecciones.

Antes de la reunión con Mursi, Ashton se entrevistó con el presidente de transición, Adli Mansur, y con el ministro de Relaciones Exteriores, Nabil Fahmi, según informó la televisión estatal. También figuraban en su agenda entrevistas con el comandante del Ejército, general Abdel Fattah al Sisi, y con representantes de los Hermanos Musulmanes.

Entretanto, Francia pidió este martes la puesta en libertad de Mursi. "Instamos a que se renuncie a la violencia y pedimos la puesta en libertad de los prisioneros políticos, inclusive el ex presidente Mursi", dijo en París el ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius.

La acusación, la protesta y... ¿más violencia?

La acusación contra Mursi se presentó el viernes pasado. Hasta entonces el mandatario estuvo retenido sin que se presentara acusación alguna. Ahora un juez de instrucción le acusa de traición. Mursi y otros líderes de la Hermandad Musulmana conspiraron con Hamas para huir de la prisión de Wadi al-Natrun, junto al delta del Nilo, se alega. Los hechos se remontan a la revolución, a principios de 2011, cuando el presidente Hosni Mubarak todavía estaba en el poder.

La acusación parece más bien fabricada, pues en abril de 2011 una comisión de expertos del gobierno de transición ya estableció que el ministro del Interior de Mubarak, Habib al-Adli, abrió algunas cárceles importantes del país adrede para generar caos. En una de esas prisiones se encontraba Mursi y otros islamistas, a los que la policía había detenido unos días antes sin orden de detención alguna.

Los Hermanos Musulmanes acusan a los militares de haber perpetrado un golpe contra el primer presidente elegido democráticamente en Egipto. Para la tarde de este martes han convocado una nueva manifestación en El Cairo, con el lema “Mártires del golpe de Estado“. En vista del tenso clima, se temen nuevos brotes de violencia.

Durante el fin de semana murieron en el país al menos 80 personas en enfrentamientos entre partidarios y detractores de Mursi. Fueron los peores disturbios desde la destitución del presidente, el 3 de julio, y causaron preocupación internacional por la espiral de violencia en Egipto.

rml/er (dpa, afp)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad