Energía procedente del interior de la Tierra | Global Ideas | DW | 19.03.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Global Ideas

Energía procedente del interior de la Tierra

La geotermia es una fuente de energía prácticamente inagotable. La mayor parte de la masa terrestre literalmente hierve. El calor puede aprovecharse de múltiples maneras: para caldear, enfriar o producir electricidad.

default

A tan sólo 25 metros por debajo de la superficie terrestre, la temperatura ya es superior a la que se registra en el exterior independientemente de las condiciones meteorológicas. A mayor profundidad, mayor es la temperatura: cada cien metros, entre tres y cuatro grados centígrados más.

En Alemania, está extendido el uso de la geotermia para calefacción. Por ejemplo, la central de energía geotérmica de Neubrandenburg, al Este del país, bombea agua caliente a temperaturas de entre 55 y 80 grados centígrados desde unos 1.300 metros de profundidad. A través de un intercambiador de calor, el agua transfiere su energía a una red de calefacción a distancia. Posteriormente, y a través de una segunda perforación, vuelve a ser bombeada hacia el subsuelo. También es posible caldear viviendas de particulares con la ayuda de bombas de calor y de colectores geotérmicos situados a poca profundidad.

Para la producción de electricidad a través de turbinas de vapor en una central energética son necesarias temperaturas mínimas de 150 grados centígrados. Unas temperaturas que, en Alemania, se alcanzan perforando a profundidades de entre 2.500 y 4.000 metros. Es por eso que el país apenas cuenta con unas pocas centrales geotérmicas de pequeño tamaño. Expertos del Centro Helmholtz de Potsdam, que forma parte del Centro Alemán de Investigación Geológica (FGZ, por las siglas en alemán), llevan a cabo perforaciones de hasta 4.300 metros de profundidad en un laboratorio geotérmico para ensayar la generación de electricidad a partir de la geotermia.

Mucho más sencilla es su producción en regiones con actividad volcánica, por ejemplo en Islandia e Italia, pero también en Kenia. La central energética geotérmica de Olkaria se asienta sobre el Gran Valle del Rift, una gran fractura geológica en la corteza terrestre que abarca desde el Líbano a Mozambique. Desde diferentes pozos que alcanzan los 2.000 metros de profundidad, se bombea a la superficie vapor de agua a temperaturas de hasta 350 grados centígrados. El vapor impulsa las turbinas que hacen posible la producción de electricidad. El potencial de la geotermia es enorme. Hasta el momento tan sólo se aprovecha una pequeña fracción.

Autora: Antonia Rötger/Helmholtz Gemeinschaft/Emili Vinagre

Editor: Enrique López