Endeudamiento histórico | Economía | DW | 23.06.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Endeudamiento histórico

El Bundestag aprobó los primeros presupuestos generales de la gran coalición, que contemplan el mayor endeudamiento de la historia pero el firme propósito de cumplir los criterios de Maastricht en 2007.

Peer Steinbrueck y Franz Muentefering en el debate parlamentario.

Peer Steinbrueck y Franz Muentefering en el debate parlamentario.

El Estado asumirá este año créditos por valor de 38.200 millones de euros, un nivel jamás alcanzado, mientras que las inversiones tan sólo alcanzarán los 23.200 millones de euros.

Con esto, el presupuesto vuelve a incumplir el precepto constitucional según el que las inversiones deben ser mayores al endeudamiento, regla que sólo permite excepciones cuando se plantea un desequilibrio económico, es decir, una crisis.

Aunque para este año los expertos cuentan con un crecimiento económico de hasta el dos por ciento, el gobierno ve justificado plantear este estado de excepción económica.

¿Violarán nuevamente el PEC?

Durante el debate presupuestario, la canciller Angela Merkel habló de Alemania como de un país que requiere un saneamiento.

En cambio, la oposición -liberales, verdes e izquierda- puso en duda que el gobierno pueda defender la existencia de una crisis económica, a la vista de estas halagüeñas previsiones económicas y de la buena marcha de la recaudación fiscal.

Con los nuevos créditos, el gobierno se ha propuesto dar un impulso a las inversiones y a la demanda interna, y financiar los costes del subsidio al desempleo que, tras una reciente reforma, están resultando más elevados de lo pronosticado.

Los presupuestos parten también de una nueva transgresión del Pacto de Estabilidad y Crecimiento Europeo en lo que respecta al criterio del déficit, que por quinto año consecutivo superará previsiblemente la barrera del tres por ciento.

Ascenderán gastos del Estado

El gobierno cuenta para este año con un déficit del 3,3 por ciento, pero durante el debate presupuestario, el ministro de Finanzas, Peer Steinbrück, dejó entrever la posibilidad de que se acabe situando dentro de los márgenes permitidos.

El cálculo oficial parte de un cumplimiento de Maastricht a partir del próximo año, en que el déficit se debería situar, según las previsiones, en el 2,5 por ciento.

En total, los gastos del Estado ascenderán un 0,7 por ciento frente a 2005 hasta sumar un total de 261.600 millones de euros.

Los presupuestos se aprobaron con medio año de retraso debido al cambio de gobierno en noviembre pasado.