Encuentro de Merkel y Putin: conflictiva agenda | Europa | DW | 17.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Encuentro de Merkel y Putin: conflictiva agenda

Este 18 de agosto Vladimir Putin visita Alemania. La mayoría de los temas de conversación está plagada de conflictos. La reunión tiene lugar en el Palacio de Meseburg.

Después de la visita de Merkel a Sochi en mayo pasado, esta es la segunda reunión entre la canciller alemana y el presidente ruso en solo tres meses. Según el portavoz de la canciller alemana, Steffen Seibert, tres temas principales serán el foco de la reunión: la guerra de Siria, la crisis en Ucrania y el gasoducto de gas natural Nord Stream 2.

Sabine Fischer, de la Fundación de Ciencia y Política, no espera que se logren avances cruciales en Meseberg. "Los objetivos no han cambiado", dice a DW esta experta en Europa del Este y agrega que "Rusia tiene sus posiciones en Siria y Ucrania, y un gran interés de que Nord Stream 2 se construya, y Moscú continuará persiguiendo esos objetivos".

El problema de Ucrania

Desde el estallido del conflicto en el este de Ucrania, en 2014, han muerto allí más de 10.000 personas. La anexión de Crimea por parte de Rusia ha causado indignación internacional, y hay una fuerte evidencia de que los militares rusos apoyan a los separatistas prorrusos, ayudándoles a controlar gran parte del este de Ucrania.

Junto con Francia, Alemania ha tratado insistentemente de negociar un alto el fuego entre el Gobierno ucraniano y los separatistas, que sería supervisado por las fuerzas de paz de la ONU. Pero aún no está claro cómo podría implementarse. De hecho, ya debería haber un alto el fuego en Ucrania: esto es lo que prevé el Acuerdo de Minsk, que se firmó en la primavera de 2015.

"Veo voluntad de hablar de parte rusa, pero no veo mucha disposición a buscar acuerdos reales", dice Sabine Fischer. "Lo que Merkel está tratando actualmente es de lograr una reducción de la tensión en el Mar de Azov, en el sur de Donetsk", apunta Olaf Böhnke, de la agencia de consultoría política Rasmussen Global, quien reconoce que "recientemente se ha observado una escalada entre las marinas ucraniana y rusa".

La pesadilla siria

Que Merkel y Putin encuentren una posición común sobre el problema sirio parece menos probable que en el conflicto en Ucrania. Desde 2011, cientos de miles de personas han sido asesinadas y millones han sido desplazadas, debido a la guerra civil siria. Putin sigue siendo el aliado más cercano al dictador Bashar al-Assad. Aunque Alemania no ha participado militarmente en el conflicto, Merkel ha respaldado las operaciones militares de Francia, Reino Unido y Estados Unidos contra el régimen de Assad.

El 7 de septiembre tendrá lugar una reunión de Turquía, Francia, Alemania y Rusia en Estambul. En Meseberg, Merkel y Putin intentarán prepararse lo mejor posible para esta cumbre cuatripartita.

¿Y el gasoducto Nord Stream 2?

Mientras Alemania y Rusia son adversarios en diversos conflictos internacionales, ambos adelantan un proyecto común: la construcción del gasoducto Nord Stream 2. Este gasoducto de 1.200 kilometros de longitud transportará gas a través del Mar del Norte, directamente de Rusia a Alemania.

Pero incluso en este proyecto, Alemania y Rusia están, a veces, en desacuerdo. Nord Stream 2 es muy criticado por sus probables implicaciones geopolíticas, especialmente para Ucrania. Este país perdería ingresos por el paso del gas,y también importancia. Para Rusia, en un futuro, será entonces más fácil cerrarle el gas a Ucrania, sin afectar a otros países. Merkel busca evitarlo.

Ben Knight/ Mara Bierbach (jov/er)

DW recomienda

Publicidad