En canoa por Canadá | Recomendaciones de viajes mundiales | DW | 24.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Viaje

En canoa por Canadá

Las Mil Islas son un conocido destino turístico. Pero en una vuelta por los arroyos y los lagos alrededor de la ciudad Kingston, los viajeros pueden descubrir algo aún mejor: la fascinante tierra de Beverly.

Un amigo de Beverly en kayac.

En kayac se puede viajar mejor por la tierra de Beverly.

Canadá está situado entre el Atlántico por el este y del Pacífico por el oeste. El Estado norteamericano llega por el norte hasta el océano Ártico.




Es imposible contarles todo lo que se puede ver en Canadá, porque el país es demadiado grande y variado. Sin embargo, les puedo explicar por qué la región de donde vengo yo es un rincón tan especial del planeta.

La ciudad de Kingston, en la provincia Ontario, está situada exactamente allí donde los Grandes Lagos salen al río San Lorenzo, que desemboca en el Atlántico. La región es conocida por las Mil Islas, un archipiélago en el río San Lorenzo, y un destino turístico popular. Pero no quiero decirles algo que se puede leer en cualquier guía turística, sino lo que hay que descubrir unos 30 kilómetros al norte de Kingston, y lo que muy pocos turistas conocen.

Flores campestres.

Se puede descubrir no sólo flores campestres en la orilla.

Les recomiendo viajar por los lagos y arroyos en kayac o canoa. En nuestro tour tienen la posibilidad de descubrir todos los tipos de aves, ver diferentes flores campestres y incluso uvas silvestres en la ribera. Si miran hacia la cima de un árbol, allí anidan águilas pescadoras, o quizás encuentren una lechuza mirándoles desde allí arriba.

Una lechuza.

Lechuzas y otros animales autóctonos observan el viaje desde las cimas de los árboles.



Cuando llega el otoño y los árboles a lo largo de la costa toman colores rojizos, la belleza de la naturaleza es verdaderamente asombrosa. Cuando casi todas las hojas han caído y la niebla sube lentamente de los arroyos, ya se aventura la primera helada. Entonces, una mañana, al despertarse, pueden descubrir las ventanas cubiertas de cristales de hielo, y las plantas de escarcha blanca. Pero las semillas ya están esperando la primavera para volver a despertar en todo su esplendor. Mientras esperan, nosotros disfrutamos de la belleza del invierno, con el brillo de la nieve.

Plantas en pericarpios con escarcha.

El invierno en toda su fascinación.

Espero que ustedes, gracias a mi descripción, ahora puedan comprender lo que significa vivir en este hermoso rincón de Canadá, y que nos visiten aquí en Kingston para experimentar toda la belleza por ustedes mismos.

Autora: Beverly de Canadá
Editora: Jeanette Müller

DW recomienda