En Australia las niñas aprenden a cambiar llantas y revisar el aceite | El Mundo | DW | 27.10.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

En Australia las niñas aprenden a cambiar llantas y revisar el aceite

Un grupo de mujeres enseña a las adolescentes a enfrentarse a los problemas mecánicos como una manera de ganar confianza y aprender a resolver problemas sin depender de terceros.

Mujeres empoderadas tras el volante.

Mujeres empoderadas tras el volante.

Seguramente a los más jóvenes les sorprenderá saber que, hasta hace unos años, en algunas escuelas a las mujeres les enseñaban a bordar, cocinar o tejer como parte de las materias de aprendizaje considerado "relevante" para el desarrollo de sus vidas. Por suerte las cosas han cambiado, y ahora podemos encontrarnos con escenas como las que se repiten en Sídney (Australia), donde las adolescentes aprenden a cambiar neumáticos o revisar los niveles de aceite de sus automóviles.

Un ejemplo son las estudiantes del Stella Maris College, en Manly -al norte de Sídney-, que están aprendiendo no solo a reponer una llanta, sino también a medir la presión de éstas, ver que el refrigerante esté en óptimas condiciones y cómo reaccionar en caso de un accidente. Se trata de una iniciativa de una asociación llamada Galmatic, que desde hace años se ocupa de difundir estos conocimientos para que las futuras conductoras sepan a qué atenerse si enfrentan un problema en la carretera.

La iniciativa ha tenido una respuesta muy positiva entre las estudiantes de esta escuela primaria, donde las muchachas aprenden también a cultivar la tierra, a debatir y a comprender las diferencias sociales. Elena Mitakos, directora de Galmatic y una de las cuatro mujeres de la asociación, dijo al diario Daily Mail que cada año enseñan este tipo de habilidades a miles de adolescentes, aun cuando el curso no está solo dirigido a ellas.

"El principal objetivo es que se sientan cómodas al volante. En última instancia, conducirán vehículos muy grandes cuyo mal funcionamiento puede ser muy caro si no se cuidan de forma adecuada", explicó. "Siempre les decimos a nuestras estudiantes que no deben ignorar los problemas de los autos, hay que revisarlos por su propia seguridad", agregó Mitakos. En Australia, dependiendo de la región, los jóvenes pueden sentarse tras el volante a partir de los 16 años.

El curso esta vez estuvo dirigida a niñas de 11 años, quienes valoraron enormemente el taller, al que consideraron un ejercicio necesario. La encargada de bienestar del Stella Maris College, Amy Smith, reveló que "la respuesta ha sido muy positiva, las jefas de los talleres tienen mucha paciencia y son muy detalladas en las explicaciones". Agregó que el cuerpo docente estima que el breve curso enseña habilidades que las chicas deben conocer antes de salir de la escuela.

"Es importante mostrarles que tienen la capacidad para manejar situaciones por sí mismas una vez que están en la carretera, en lugar de depender de otras personas", agregó Smith.

DZC (Daily Mail, NewsHub)

DW recomienda