En Alemania, el calor no derrite las reglas | Así es Alemania | DW | 27.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Así es Alemania

En Alemania, el calor no derrite las reglas

Alemania es conocida por sus reglas, y ni las extremas temperaturas del verano pueden cambiarlas. El orden debe prevalecer. Desde bañarse en fuentes hasta los límites de velocidad en carreteras, aquí, algunos ejemplos.

Piscina de Ricklinger, en Baja Sajonia

Piscina de Ricklinger, en Baja Sajonia

Cuando estalla el asfalto

Las autopistas son un símbolo de Alemania en el extranjero. "¡Paso libre para ciudadanos libres!" se llamó la campaña del Automóvil Club de Alemania (ADAC) en la década de los 70, concebida para defender el derecho a conducir sin límite de velocidad.  Las restricciones de velocidad son aún hoy mal vistas por mucha gente. Pero el calor sí puede frenar a los aficionados a la velocidad.

Debido a las altas temperaturas, las carreteras de concreto más antiguas pueden agrietarse o abultarse. Algunos límites de velocidad están destinados a ayudar a minimizar los daños en las carreteras, dado que tales "explosiones” son  impredecibles. Cuando se supera la marca de 30 grados en dos días consecutivos, algunas superficies de carreteras pueden resquebrajarse.

Castigo muy alemán: prohibido entrar al bosque

Una de las actividades de ocio favoritas de los alemanes es la caminata por el bosque, especialmente en verano, cuando la sombra de los árboles promete un refresco adicional. Ya el poeta Theodor Fontane en su poema "Mittag" evocó en el siglo XIX el efecto restaurador del bosque. Pero esto podría acabarse pronto, por culpa del experto agrícola Karlheinz Busen, del partido liberal FDP. En vista del alto riesgo de incendio, este diputado propone una prohibición temporal del acceso a los bosques de Alemania, "con excepción de los guardias forestales o los cazadores".

En el verano de 2018 hubo unos 1700 incendios forestales. Pero lo que al experto agrícola asegura preocuparle es "la protección de la vida humana, puesto que una vez que un incendio se desata, se puede convertir rápidamente en una trampa para los senderistas en estos días de sequía de los bosques".

El calor no exime de ir al trabajo

La buena noticia de antemano: muchos escolares en Alemania pueden disfrutar del tiempo caluroso. La mayoría de las escuelas optan por permitir que los alumnos se puedan quedar en casa si el termómetro sube de forma extrema.

Los trabajadores, sin embargo, no gozan de días libres por las altas temperaturas. Pero los empleadores están obligados a proporcionarles una "temperatura ambiente saludable". Esto significa que en la oficina no deben reinar más de 26 grados. A partir de los 30 grados, el empresario debe tomar medidas contra el calor.

En Berlín, en donde algunos funcionarios llevan uniforme con mangas cortas, la administración permite, por lo menos, que los/as agentes de Policía no porten gorra, pero solo cuando las temperaturas sobrepasan los 30°.

Prohibido bañarse en fuentes urbanas

Especialmente en el centro de las grandes ciudades, el verano amenaza con ser desagradable: ¿qué mejor que saltar a una de las muchas fuentes urbanas? ¡Cuidado! Antes de hacerlo debe tener precaución, como lo demuestra una mirada a los estatutos de los municipios de todo el país. En Múnich, por ejemplo, el párrafo 2 del reglamento de la ciudad dice que "está prohibido nadar al aire libre, excepto en piscinas sin techo".

Quien en Berlín infrinja esta ley, será castigado con una multa de hasta 5.000 euros. Las fuentes en Alemania están concebidas para la contemplación y el embellecimiento del espacio público.

Catedral de Colonia: permitido refrescarse, pero vestido/a

Ante la actual ola de calor, el departamento de prensa de la catedral de Colonia cree tener que advertir a los visitantes con poca ropa que deben cubrirse con un manto, incluso en los días más calurosos, si quieren entrar a la iglesia más famosa del país. Los mantos son entregados por los sacristanes de la misma catedral.

Tampoco está permitido ingresar con agua ni con hielo. Sin embargo, sí se permite visitar la catedral para refrescarse. La temperatura en la catedral de Colonia es actualmente de aproximadamente 21 grados, según la aplicación "Dom-App”, especialmente desarrollada para visitantes.

(jov/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda