Emperador japonés Akihito podría dejar el trono en 2019 | El Mundo | DW | 20.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Emperador japonés Akihito podría dejar el trono en 2019

Akihito ha estado por casi tres décadas en el trono y su avanzada edad más los problemas de salud por los que fue tratado, como cáncer de próstata y una cirugía en el corazón, lo obligarían a cederlo

El emperador japonés Akihito tiene previsto ceder el trono a su hijo y príncipe heredero Naruhito en marzo de 2019, adelantó hoy el diario nipón Asahi, después de que el Parlamento nipón aprobara el pasado junio la normativa que permitirá su abdicación.

El emperador y la Agencia de la Casa Imperial nipona ven esta fecha como la más propicia para la abdicación puesto que coincide con el comienzo del año fiscal y administrativo nipón, lo que facilitaría los procedimientos necesarios, según informó el periódico japonés.

Anteriormente se habían señalado como posibles fechas finales de 2018 o principios de 2019, pero estas coincidirían con las tradicionales celebraciones en las que participan esos días tanto la Familia Imperial nipona como muchos ciudadanos japoneses.

La abdicación de Akihito en marzo de 2019 permitiría que Naruhito asumiera el trono a comienzos de abril, y que la nueva era comenzara ese mismo mes, lo que supone un detalle importante para la organización del calendario nipón.

Cada cambio de monarca conlleva en Japón también un cambio de era. Éstas representan el reinado de un emperador: la actual, denominada "heisei" o paz, se inició el 8 de enero de 1989, el día después del fallecimiento de Hirohito, anterior emperador y padre de Akihito.

En un extraordinario mensaje televisado en agosto del año pasado, Akihito anunció su deseo de abdicar debido a su avanzada edad (83 años) y a su salud delicada, algo que, una vez se produzca, supondrá la primera sucesión en vida en el Trono de Crisantemo desde la renuncia del emperador Kokaku en 1817.

Además, el Parlamento japonés aprobó el pasado julio la normativa que permitirá la abdicación del emperador, un extremo que no estaba contemplado por la actual Constitución nipona.

Por su parte, la emperatriz nipona Michiko también se pronunció hoy sobre el deseo de abdicar de Akihito y se mostró "profundamente agradecida" por la aprobación de la citada normativa, en una declaración publicada por la Agencia de la Casa Imperial con motivo de su 83 cumpleaños.

"Esto significa que Su Majestad, tras dedicarse durante tantos años a cumplir su papel como emperador y símbolo del Estado, podrá disponer de algunos días de calma y descanso", dijo la emperatriz, quien añadió que la noticia le proporciona "una inmensa sensación de alivio".

RR (efe, afp).

Publicidad