Empate virtual fuerza segunda vuelta en Costa Rica | América Latina | DW | 03.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Empate virtual fuerza segunda vuelta en Costa Rica

El candidato de Acción Ciudadana (PAC) disputará el poder al gobernante Partido Liberación Nacional, salpicado por escándalos de corrupción. El izquierdista Frente Amplio queda fuera de la carrera por la presidencia.

Johnny Araya tendrá que ir al balotaje.

Johnny Araya tendrá que ir al balotaje.

Costa Rica tendrá que esperar al próximo 6 de abril para conocer a su nuevo presidente, ya que ninguno de los candidatos ha obtenido el necesario 40% de los votos en las elecciones celebradas ayer. Luis Guillermo Solís, del partido de centro izquierda Partido Acción Ciudadana (PAC), protagonizó la sorpresa al superar levemente al candidato oficialista Johnny Araya, del socialdemócrata Partido Liberación Nacional (PLN).

A falta de que el Tribunal Supremo de Elecciones publique los resultados definitivos, ambos aspirantes cuentan, en un virtual empate, con alrededor del treinta por ciento de los votos. La opción izquierdista del Frente Amplio, representada por José María Villalta, con alrededor de un 17% de sufragios, quedaría fuera de la segunda vuelta. Su posible apoyo a la candidatura de Solís sería decisiva para una elección que el candidato, académico, historiador y exdiplomático de 55 años, daba ayer por segura en un discurso: “De costa a costa, la ola que se levantaba se ha convertido en un gran tsunami que ha arrasado la política tradicional para siempre", dijo Solís. Y concluyó: "Gobernaremos Costa Rica, y lo haremos con sensatez".

La sombra de la corrupción

Su rival en la segunda vuelta, Johnny Araya, ingeniero de 57 años y alcalde de la capital, San José, durante 22, trató de distanciarse del gobierno saliente de Laura Chinchilla, salpicado por escándalos de corrupción. Se presentaba también ayer como “el camino seguro” para la estabilidad del país, aunque su partido, tras ocho años en el poder, ha acusado un gran desgaste durante esta última legislatura.

Según como está conformado el mapa político costarricense actual, la lógica dicta una posible alianza entre el oficialismo y el Movimiento Libertario, de centro derecha, cuya fórmula encabezó el abogado Otto Guevara.

La tendencia a una segunda vuelta había quedado reflejada en los principales sondeos realizados por firmas encuestadoras en vísperas de los comicios de este domingo. Es la segunda vez que el país tiene que llegar a una segunda vuelta. La primera vez que esto ocurrió fue en 2002, cuando el hoy expresidente Abel Pacheco triunfó sobre el candidato oficialista Rolando Araya, hermano del actual aspirante del PLN.

LGC (dpa, reuters)

DW recomienda