Elecciones en Turingia hacen temblar a Berlín | Alemania | DW | 28.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Elecciones en Turingia hacen temblar a Berlín

El resultado de las elecciones en el estado federado de Turingia golpeó a la gobernante coalición de conservadores y socialdemócratas en Berlín. La relación entre ambos partidos se complica a nivel nacional.

Angela Merkel, la canciller democristiana de Alemania. (Getty Images/AFP/A. Oikonomou)

Angela Merkel, la canciller democristiana de Alemania.

La Unión Democristiana alemana (CDU) bajó 11 puntos porcentuales en las elecciones de Turingia, quedándose con un 22 % del electorado. Y peor aún le fue al Partido Socialdemócrata (SPD) que, en comparación con las elecciones estatales de 2014, perdió un tercio de los votos y se quedó con una cifra cercana al 8 %. Al sumar el resultado de las elecciones, ni siquiera un tercio de los votos fue para los partidos de la llamada Gran Coalición que gobierna Alemania (una alianza entre los principales partidos, CDU y SPD), hecho sin precedentes en el país, después de la Segunda Guerra Mundial.

Los principales líderes políticos de Berlín parecen desconcertados. Pero los resultados de las últimas encuestas son claros: tres cuartas partes de los votantes de Turingia concuerdan en que, a nivel federal, la CDU y el SDP se preocupan más por las personas y los cargos que por el contenido de sus programas políticos, de acuerdo con un sondeo realizado por la encuestadora Infratest Dimap,  para la televisora pública ARD.

Ver el video 03:29

Elecciones en Turingia

Divergencias en política exterior

La situación para los partidos gobernantes se podría poner aún más difícil. La alianza está lejos de poder gobernar de manera estable. La Gran Coalición atraviesa momentos de mucho nerviosismo. No está claro aún, por ejemplo, hacia dónde se dirigen los socialdemócratas alemanes. Hace tiempo que buscan un nuevo liderazgo para el partido y les tomará tiempo reorganizarse. En consecuencia, tienen ahora mismo muy poca capacidad de reacción.

Esto se pudo observar cuando la líder democristiana y actual ministra de Defensa Annagret Kramp-Karrenbauer propuso una zona de seguridad internacional para Siria, sin consultar previamente a su colega Heiko Maas, ministro de Exteriores, socialdemócrata. A raíz de esto, Maas rechazó públicamente la propuesta, argumentando que no hubo tiempo para un debate teórico. Sus declaraciones tuvieron lugar en Ankara, durante un encuentro con su homólogo turco.

Peter Altmaier, ministro democristiano de Economía respondió molesto a través de su cuenta de Twitter, diciendo que ningún político de la oposición o del propio Gobierno fue criticado antes desde el extranjero. El secretario de la CDU Paul Ziemiak, en tanto, explicó en el periódico "Tagesspiegel" que Maas estaba "aparentemente más preocupado por su propio estado de ánimo que por la situación de la población al norte de Siria".

Los grandes ganadores de las elecciones en Turingia fueron los partidos La Izquierda y la populista de derecha AfD. (picture-alliance/dpa/J. Carstense)

Los grandes ganadores de las elecciones en Turingia fueron los partidos La Izquierda y la populista de derecha AfD.

¿Hacia dónde se dirige la Gran Coalición?

"Esto significa que prácticamente todo, cada tema y sobre todo los temas difíciles son decididos por el SPD desde el punto de vista de una competencia partidista interna y de la supervivencia del partido", señaló Norbert Röttgen, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Bundestag. "Para decirlo diplomáticamente: la lucha del SPD por su supervivencia tiene un impacto en la capacidad del partido para actuar en política exterior", agregó.

Pero en la CDU también hay mucho que hacer. Kramp-Karrenbauer tiene grandes dificultades para hacerse de un nombre como líder del partido. Sobre todo porque tiene la intención seguir el camino de Angela Merkel como canciller federal. Y, por supuesto, hay competencia al interior: Armin Laschet, diputado del mismo partido ya criticó públicamente a Kramp-Karrenbauer por su estilo para tratar el tema de Siria.

El 30 de noviembre se decidirá quien liderará finalmente al SPD. El ganador de las elecciones tendrá la tarea de conducir el futuro del partido, conversar con el gobierno federal y determinar si quieren seguir trabajando juntos hasta 2021, como estaba previsto originalmente. El SPD quiere decidir esto en su reunión anual, a principios de diciembre.

Si la respuesta es negativa, entonces vendrán tiempos complejos para Alemania. No se pueden descartar nuevas elecciones. Aunque el Gobierno central de Berlín no puede compararse con el del estado federado de Turingia, ciertamente no será fácil formar mayorías parlamentarias tras unas eventuales elecciones adelantadas. Los tiempos dorados de la Gran Coalición alemana podrían estar llegando su fin.

(ju/rml)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  
 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema