El videojuego Minecraft como herramienta contra la censura digital | Cultura | DW | 12.03.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

El videojuego Minecraft como herramienta contra la censura digital

La llamada "biblioteca sin censura" ofrece un lugar para la libertad de prensa en el mundo virtual del videojuego Minecraft. Reporteros sin Fronteras da así una señal en el Día Mundial contra la Censura en Internet.

El símbolo del poder de la palabra, diseñado en bloques de Minecraft.

El símbolo del poder de la palabra, diseñado en bloques de Minecraft.

Internet no es en todo el mundo un lugar libre para el intercambio de información, y Deutsche Welle lo constata todos los días. Los servicios de la red están bloqueados en muchos países, no solo en China o Irán. Para esquivar la censura de la información, Deutsche Welle utiliza herramientas como el software Psiphon.

En el Día Mundial contra la Censura en Internet, la ONG de Reporteros sin Fronteras (RSF) dio a conocer una alternativa para acceder a información normalmente prohibida. Escondido en las profundidades del videojuego Minecraft, la llamada "biblioteca sin censura" abrió sus puertas oficialmente.

En países donde no hay medios libres también hay personas que se divierten con juegos de computadora. Minecraft es uno de los más exitosos, con más de 145 millones de personas moviéndose en este mundo virtual pixelado y basado en bloques.

Los textos prohibidos de cincos países

Reporteros sin Fronteras ha usado esta herramienta para abrir ahí mismo un canal libre de información. La biblioteca sin censura está llena de archivos que no son accesibles en sus países de origen, entre ellos, artículos de periodistas de Egipto, Arabia Saudita, Rusia, México y Vietnam, por mencionar algunos.

Kristin Bässe, asesora del proyecto Reporteros sin Fronteras, considera que la biblioteca debería crecer con mayor fuerza y que "debe tener una influencia real”. Los cinco países antes mencionados fueron elegidos, entre otras cosas, porque hay una comunidad activa de Minecraft.

Así luce el mundo del videojuego Minecraft, con construcciones de bloques.

Así luce el mundo del videojuego Minecraft, con construcciones de bloques.

Por ejemplo, los usuarios ahora pueden leer lo que escribió el periodista saudí Jamal Khashoggi. A finales de 2018, el periodista del Washington Post fue asesinado y descuartizado en la embajada de Arabia Saudita en Estambul. Los textos del periodista mexicano Javier Valdez, asesinado en 2017, también fueron publicados.

Además, Nguyen Van Dai, de Vietnam, o la rusa Yulia Berezovskaia, también se encuentran en el mundo de Minecraft. Ambos viven y trabajan hoy en el exilio. "Era importante para nosotros que los periodistas estuvieran a salvo. Si publicamos algo, obviamente no queremos poner a nadie en peligro", declaró Bässe.

Un puño sujetando un bolígrafo

Los textos de la biblioteca no solo están en inglés, sino también en el idioma del país de origen, para su máxima difusión. James Delaney, fundador y director de Blockworks, un colectivo de diseñadores, artistas y desarrolladores que ha creado la "biblioteca sin censura" en Minecraft. "El mejor método, el único método en la lucha contra la censura, es hacer accesible el contenido censurado", afirmó Delaney.

Amnistía Internacional dice ser censurada en Hungría. La biblioteca -que requirió tres meses y 24 empleados en todo el mundo para ser diseñada- se encuentra en su propia isla y es enorme para los estándares de Minecraft. Más de 12 millones de bloques fueron utilizados en su construcción. En el videojuego se aprecia un enorme edificio con enormes pasillos, corredores y estantes interminables. Una escultura se erigió al exterior: un puño sujetando un bolígrafo, que simboliza el poder de la palabra.

Los artículos de Yulia Berezovskaia son leídos por rusos a través de Minecraft.

Los artículos de Yulia Berezovskaia son leídos por rusos a través de Minecraft.

No se debe subestimar a los videojuegos

Delayne espera que el anuncio de la creación de la biblioteca sea difundida por influencers  y YouTubers. Los videojuegos como Minecraft hace tiempo que dejaron de ser una subcultura.

"Ahora hay 2.500 millones de jugadores en todo el mundo y el número sigue creciendo. Es el mayor desarrollo cultural de los últimos diez años. Por eso, los videojuegos deben asumir la responsabilidad como medio y discutir los temas difíciles, tal como lo vimos en el cine, la televisión o la radio", exige Delayne.

Sobre todo porque los videojuegos también llegan a los jóvenes. Quien juega Minecraft, por ejemplo, tiene en promedio 24 años. Esto hace especialmente feliz al Nguyen van Dai, activista por la democracia vietnamita: "Si queremos cambiar el futuro, tenemos que llegar a las próximas generación", dijo el blogger, quien lleva años en la cárcel.

(ju/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |