El triunfo de las mujeres | Argentina | DW | 30.12.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

El triunfo de las mujeres

La votación del Senado que despenaliza el aborto marca un hito en la historia de Argentina, el primer gran país latinoamericano con una ley así, como en Uruguay, Cuba, Guayana o Ciudad de México, dice Verónica Marchiaro.

A partir de hoy, Argentina es otra. Finalmente se impuso la razón sobre las cuestiones de fe. Se legisló sobre realidades. Porque el dilema no era "aborto sí o no", sino abordar una cuestión de salud pública y posibilitar el acceso al aborto legal, seguro y gratuito a las mujeres. Ese fue el espíritu de la lucha feminista que abrió una discusión sin parangón en la sociedad argentina y que por fin se plasmó en la ley de interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, aprobada hoy por el Senado.

Una jornada para los libros de historia: el Estado laico argentino avaló la ampliación de derechos civiles para una sociedad más igualitaria. Se pone fin a una práctica que expone al peligro de muerte a mujeres, jóvenes y niñas en las camillas ilegales de la clandestinidad, sobre a todo a las más pobres y vulnerables. Según cifras oficiales, en el país se practican por año entre 350.000 y 500.000 abortos en condiciones inseguras. En los últimos 40 años, más de 3.000 mujeres murieron por abortar en Argentina.

Marchiaro Veronica Kommentarbild App

Verónica Marchiaro, de DW-TW

Prohibir el aborto y criminalizar a las mujeres no logró erradicarlo. Al contrario, en países de Europa occidental como Bélgica o Países Bajos, el aborto no se ha disparado en las estadísticas por el hecho de ser legal.

Un debate de colores y sin partidos

Triunfó la democracia, porque no fue un proyecto de bandera política. Los senadores votaron de forma transversal, por el sí y también por el no, sin responder al mandato de sus partidos, como nunca antes había ocurrido en la historia argentina.Y ese fue un logro de las mujeres.

La aprobación de la ley fue el resultado de un voto consciente para respaldar una demanda ciudadana, que unió en una misma causa a legisladores y legisladoras de bandos opuestos. Ojalá que este debate siente las bases de futuros compromisos de una Argentina sin trincheras que se decida a dejar atrás las divisiones políticas.

La sociedad argentina ha madurado. Sin embargo, asomaron también resabios antidemocráticos de los sectores contrarios al aborto, agrupados bajo el color celeste, que intimidaron y amenazaron a los congresistas. Y tampoco faltó el lobby de la Iglesia Católica, que intentó torcer voluntades políticas con reuniones secretas y homilías a la "santísima Virgen" y a través de los mensajes de Twitter del papa argentino desde el Vaticano.

Y al fin fue ley

La aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo es sin duda un espaldarazo para el presidente Alberto Fernández, quien impulsó personalmente el proyecto legislativo, y le llega como un respiro tras un año de pandemia y crisis económica.

Ganó Argentina, que hoy es un poco más justa. Ganó la democracia porque, de los 38 votos a favor, 12 fueron de la oposición. Pero la victoria más grande es de las mujeres que en las calles se atrevieron a ser protagonistas del cambio y ponerle la firma a esta página de la historia.

(lgc)

Fe de erratas: en Alemania el aborto está permitido solo en determinadas circunstancias contempladas en la ley. En una primera versión del texto se incluía por error al país junto a Bélgica y Países Bajos.

DW recomienda