El supermercado en Alemania: un sitio poco amable para trabajar en la pandemia | Alemania Hoy | DW | 05.03.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

El supermercado en Alemania: un sitio poco amable para trabajar en la pandemia

Angela Merkel agradeció en un discurso a cajeros y vendedores de los supermercados en Alemania. El cliente, muchas veces, los matrata.

"Quienes en estos días trabajan en una caja de supermercado, o llena los anaqueles, realiza uno de los trabajos más difíciles que hay actualmente. Gracias por mantener, literalmente, la tienda en orden para todos los ciudadanos."

Así agradeció la canciller Angela Merkel, en un Discurso a la Nación, a empleadas y empleados de supermercados en Alemania. Se trata de uno de los pocos sectores que se han mantenido abiertos, pese a la pandemia y los confinamientos.

Pero en la realidad cotidiana, el agradecimiento es algo que muchas veces escasea para cajeros y vendedores. La revista Stern publica este viernes testimonios según los cuales los empleados de supermercados son tratados de manera ofensiva por la clientela. Las amenazas -incluso de muerte- y agresiones no son inusuales.

"Algunas de estas amenazas incluso llegan a la violencia", dice al magacín una joven cajera llamada Dajana K.. Ella ha reportado algunos casos, pero ha resultado peor. El jefe, según la joven, respondió que "el cliente siempre tiene la razón."

Otra cajera señala casos de clasismo en su contra: dice que algunos clientes la maltratan, recriminándole su supuesta falta de estudios, así como pertecener a una clase social baja.

El lado positivo

Los empleados consultados por Stern reconocen que no todos los clientes son así. "Mis héroes personales son los clientes que se percatan cuando somos maltratados y se ponen de nuestra parte", dice otra cajera, identifcada como Lisa. "Eso me hace muy feliz."

Los malos tratos de clientes a empleados de supermercados afectan sobre todo a mujeres. Se calcula que más de un 80 por ciento los empleados de supermercados en Alemania son mujeres que, además de los malos tratos frecuentes, están especialmente expuestas a contagios durante la pandemia.

EL(Stern, dpa)

 

DW recomienda