El secreto del récord de vacunación de España | Coronavirus | DW | 08.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

El secreto del récord de vacunación de España

En España, el 72,5 por ciento de la población está totalmente inmunizada, sin presiones a la gente y sin vacunación obligatoria. ¿Cómo batió récords el país después de los contagios masivos en abril de 2020?

No se puede ignorar un cierto orgullo en las declaraciones de Amós García Rojas, presidente de la Sociedad Española de Vacunología (AEV) en una entrevista con la cadena española RTVE: "Estamos en una posición envidiable y somos envidiados por nuestro ritmo de vacunación".

La razón: según el Ministerio de Sanidad nacional, España es el país con mayor proporción de personas totalmente vacunadas dentro del grupo de los 20 países industrializados y emergentes más importantes (G20). 34 millones de personas, un total del 72,5 por ciento de la población, ya están doblemente vacunadas (dato del 7.9.2021).

A modo de comparación: en Alemania, el porcentaje de personas totalmente vacunadas es del 61,7 por ciento. Y, mientras en Alemania los opositores a la vacunación se manifiestan regularmente, esto es hasta ahora inconcebible en España. Según una encuesta realizada por el Instituto Español de Estudios de Opinión (CIS) en mayo de este año, solo el siete por ciento de la población está en contra de la vacunación.

Según los expertos, las razones culturales y sociales son los principales factores para la aceptación. Por ejemplo, muchos jóvenes se vacunaron porque el 55 por ciento de los jóvenes de 25 a 29 años en España aún viven con sus padres. Quieren proteger a sus familiares del virus.

Solidaridad en lugar de individualismo

"En España, la gente se siente parte de una comunidad y cree que hay cosas que hay que hacer no solo por uno mismo, sino también por el prójimo", declaró recientemente el epidemiólogo Manuel Franco, de la Universidad de Alcalá de Madrid, a la cadena de televisión española RTVE.

Esto también se puede ver en el hecho de que España ocupa el primer lugar en donación de órganos en Europa "desde hace décadas", y "estratosféricamente". Según el Centro Federal de Educación Sanitaria de Alemania, el año pasado hubo 38 donantes de órganos por millón de habitantes en España. En Alemania, la cifra es de once.

Además, en España hay una gran confianza en las campañas estatales de vacunación y en el sistema de salud pública. Por ejemplo, el 97 por ciento de los niños y adolescentes están vacunados contra enfermedades como la polio, la meningitis o la hepatitis.

Según el epidemiólogo Daniel López Acuña, ex director de Acción Sanitaria en Situación de Crisis de la OMS, la campaña de vacunación contra el coronavirus en el país supo aprovechar esta confianza.

Inicio difícil

El inicio de la campaña de vacunación española fue bastante lento al principio. De febrero a abril, se vacunó a los trabajadores sanitarios, luego a los policías, a los trabajadores sociales y a los residentes y personal de las residencias de ancianos.

Ver el video 03:02

Vacunado el 60% de la población en España

Sin embargo, según el ministerio de Sanidad español, solo el 7 por ciento de la población estaba totalmente vacunada a mediados de abril. En el Reino Unido, la cifra era del 13 por ciento en ese momento.

En mayo, la campaña cobró impulso y la proporción de personas totalmente vacunadas en la población ascendió al 20 por ciento. A mediados de junio, alcanzó el 27 por ciento, el 44 en julio y más del 70 en septiembre. Esto sitúa a España en el séptimo puesto mundial, por detrás de Portugal, Malta, Islandia, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Singapur, según el portal "Ourworldindata".

Luto por los muertos de la pandemia

El epidemiólogo Daniel López-Acuña sospecha que la disposición a vacunarse se debe también al doloroso duelo por los amigos y familiares fallecidos. "Muchos perdieron a sus seres queridos durante la pandemia", dijo a medios de comunicación españoles. "He perdido a mi padre, que tenía 94 años".

España es uno de los países con una de las tasas de mortalidad más altas por COVID-19. Aunque la tasa de mortalidad ha disminuido entretanto, al igual que el número de infecciones, la inmunización de la población aún no vacunada será un reto especial. "El ritmo de vacunación se desacelerará", opina Jaime Jesús Pérez Martín, portavoz de la AEV.  "El último 30 por ciento no está en contra de la vacunación, pero no tiene prisa".

(gg)

Ver el video 05:13

Efecto positivo de las vacunas en la covid persistente

 

DW recomienda