El proceso de paz, a prueba en las urnas | Colombia en DW | DW | 25.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Elecciones en Colombia

El proceso de paz, a prueba en las urnas

En las elecciones presidenciales del domingo 27 de mayo, se pondrá a prueba nuevamente en Colombia la solidez del proceso de paz. Estas son las principales etapas que ha recorrido hasta ahora.

Pese a los tropiezos y sobresaltos, la puesta en práctica del acuerdo de paz está en marcha en Colombia. Pero el terreno sobre el que avanza parece tener tramos de arena movediza. Solo uno de los candidatos con opción a la presidencia rechaza el pacto que puso fin a más de cinco décadas de conflicto armado con las FARC y promete reformarlo: Iván Duque, abanderado del derechista Centro Democrático. Sus detractores han llegado a calificarlo de marioneta del ex presidente Álvaro Uribe, quien encabezó la campaña contra el acuerdo de paz en el referéndum de octubre de 2016.

Con todo, el proceso siguió adelante. Aunque hay quienes critican en parte errores cometidos por el Gobierno en su implementación o sugieren mejoras, los restantes aspirantes a la jefatura de Estado no lo ponen en tela de juicio. Uno de ellos será probablemente el rival de Duque en la segunda vuelta electoral que vaticinan las encuestas, decisiva para el rumbo de la pacificación tras un arduo proceso de negociaciones. Estas fueron sus principales etapas.

1.- Inicio con incertidumbre

Las dudas estuvieron presentes cuando se instaló la mesa de diálogo en Oslo, en Octubre de 2012, y también cuando se inició la negociación con las FARC al mes siguiente, en La Habana. En la memoria persistían recuerdos del fracaso de anteriores esfuerzos de paz, como el emprendido a fines de los años 90 por el entonces presidente Andrés Pastrana.

Kolumbien Juan Manuel Santos Wahlen (Getty Images/AFP/G.Legaria)

Reelección en nombre de la paz.

Pero el presidente Juan Manuel Santos, que había ocupado previamente la cartera de Defensa y conocía bien el terreno en que se movía, consiguió alimentar las esperanzas ciudadanas de poner fin a la lucha y ganó en 2014 un segundo mandato, con la consigna de "lograr la paz para Colombia”.

2.- El reto de acallar el fuego

Tras los preacuerdos en torno a materias como una reforma agraria y una eventual participación en política de los guerrilleros que dejaran las armas, el camino parecía despejarse. Pero un ataque de las FARC, que cobró la vida de 11 militares en abril de 2015, amenazó con volver a bloquearlo. El gobierno respondió con una ofensiva militar y se intensificó el enfrentamiento.

Los diálogos de paz peligraban. Los países garantes del proceso de paz (Cuba, Chile, Venezuela y Noruega) terciaron diplomáticamente, instando a revertir la escalada. Con buenos resultados: las FARC anunciaron en julio un alto el fuego. Y el gobierno contribuyó a la distensión indultando en noviembre a 30 guerrilleros presos.

3.- Acuerdo y división

Kolumbien Historisches Friedensabkommen in Cartagena unterzeichnet (Reuters/J. Vizcaino)

Histórica firma en Cartagena.

El apoyo internacional fue relevante a lo largo de las negociaciones y tuvo un papel clave al momento de pactar el desarme de las FARC. El hecho de que la ONU accediera a supervisar la implementación de un acuerdo y la entrega de armas de la guerrilla, dio al proceso las necesarias garantías para desembocar en un acuerdo formal. Lo suscribieron el presidente Santos y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, el 26 de septiembre de 2016, en Cartagena de Indias.

Poco duró sin embargo el júbilo inicial de quienes apoyaron el diálogo de paz. El rechazo a lo pactado y sobre todo a la justicia transicional se articuló en torno al ex presidente Álvaro Uribe, que consiguió movilizar a poco más de la mitad de la población. Sorpresivamente se impuso así el NO en el referéndum sostenido el 2 de octubre de 2016, por un 50, 23 por ciento de los votos. Un resultado extremadamente estrecho, que dio cuenta de la división de la ciudadanía.

4.- Los laureles de la paz

Friedensnobelpreis 2016 an Juan Manuel Santos, Präsident Kolumbien - Preisverleihung in Oslo (Reuters/NTB Scanpix)

Santos recibe el Nobel de la Paz.

El éxito de los detractores de acuerdo de paz no fue lo bastante holgado como para detener el proceso. El presidente colombiano recibió además un espaldarazo de notable peso internacional: el Premio Nobel de la Paz. Tenía así capital de sobra para llevar a cabo cambios negociados al acuerdo inicial y someter el nuevo texto al Congreso, en noviembre del mismo año. Esta vez, la aprobación fue unánime.

Meses más tarde, el Congreso aprobó igualmente la participación política de los exguerrilleros, en la etapa posterior al proceso de desarme. La entrega de las armas de las FARC se desarrolló en tres etapas y concluyó a mediados de agosto de 2017, bajo la supervisión de la ONU.

5.- Nuevos desafíos

Kolumbien Wahlen (Getty Images/AFP/L. Robayo)

Elecciones parlamentarias de marzo: ¿un anticipo de las presidenciales?

Los gestos de reconciliación no han faltado. El antiguo jefe guerrillero Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, aprovechó una visita del Papa a Colombia en septiembre de 2016 para pedirle perdón por el dolor que causó su grupo guerrillero. Las FARC dejaron de ser las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, para convertirse la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, un partido político que pudo participar ya en las elecciones parlamentarias del 11 de marzo de 2018, aunque con muy pobres resultados. Con todo, FARC ocupó cinco escaños en cada cámara del Congreso, según lo estipulado en el acuerdo de paz.

Londoño, que había sido proclamado candidato presidencial de FARC, abandonó la contienda electoral por serios problemas de salud. Además, el nuevo partido no tiene mayores perspectivas, a juzgar por el escaso éxito obtenido en las urnas en marzo. El principal ganador de esos comicios fue en cambio Álvaro Uribe, elegido senador con la primera mayoría. Su nombre no figura ahora en las papeletas de los comicios presidenciales, pero sí su posición, representada por Iván Duque. Y su augurado paso a segunda vuelta planteará un nuevo desafío al proceso de paz.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda