El Parlamento de Crimea solicita la adhesión de la Península a Rusia | Europa | DW | 17.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El Parlamento de Crimea solicita la adhesión de la Península a Rusia

Catherine Ashton: "Simplemente no podemos permitir que ocurra algo así”. La UE pretende "enviar a Rusia la señal más fuerte posible, que consiste en que queremos asegurar que entiendan la gravedad de la situación".

Ver el video 01:33
Now live
01:33 minutos

UE decide sanciones contra Rusia

El Parlamento de Crimea solicitó el lunes (17.03.2014) su adhesión a Rusia, sólo un día después de que el 96 por ciento de sus habitantes votara sí a formar parte de Rusia. En votación en la sede parlamentaria en Simferópol, la capital de la Península, 85 diputados votaron por la independencia de la república autónoma. Pocos depués, en un comunicado emitido en la página web de la Cámara, el Parlamento "hizo una propuesta a la Federación Rusa para admitir a la República de Crimea como nuevo sujeto con el estatus de una república".

"La gente ha votado por la reunificación con un pueblo con el que siempre han vivido", aseguraba a Interfax Serguei Nevrov, vicepresidente de la Duma Estatal, la Cámara baja del Parlamento ruso, después del referendo celebrado el domingo (16.03.2014) en la península ucraniana de Crimea, en el que más del 96 por ciento de los electores votaron sí a la anexión a Rusia. Según Neverov, La Duma Estatal ya está trabajando para crear el marco de condiciones jurídicas que permita una rápida integración de Crimea en la Federación de Rusia.

El referendo es ilegal

Un proceso de integración que no aceptan ni la UE ni EE. UU. El "así llamado referendo es ilegal según la Constitución ucraniana y el derecho internacional", ha asegurado desde Bruselas la alta representante para la política exterior común de la UE, Catherine Ashton, antes del inicio de la reunión de los ministros de Exteriores comunitarios para discutir que sanciones imponen a Rusia. "Simplemente no podemos permitir que ocurra algo así", dijo Ashton, para posteriormente añadir, la UE pretende "enviar a Rusia la señal más fuerte posible, que consiste en que queremos asegurar que entiendan la gravedad de la situación".

Barack Obama, por su parte, habló con el presidente ruso, Vladimir Putin, y le dijo que él y sus aliados europeos están dispuestos a imponer "costos adicionales" a Moscú por violar el territorio de Ucrania. A pesar de que desde el Kremlin y la Casa Blanca se emitieron comunicados asegurando que aún existen vías diplomáticas para lograr una resolución del conflicto, Obama ha exigido el cese de las “incursiones” rusas en territorio ucraniano. Putin, por su parte, le dijo a Obama que el nuevo gobierno ucranianono hace nada contra los "grupos ultranacionalistas y radicales que desestabilizan la situación y aterrorizan a ciudadanos pacíficos", según reportó el Kremlin.

La minoría tártara de Crimea -12%-, por su parte, trató de boicotear la votación por el temor a un resurgimiento de la persecución que durante siglos sufrieron bajo dominio ruso por razones étnicas y religiosas –son musulmanes-. "Esta es mi tierra. Esta es la tierra de mis antepasados. ¿Quién me preguntó si quiero o no?" dijo Shevkaye Assanova, un tártaro habitante en Crimea. "Para el resto de mi vida voy a estar maldiciendo lo que estas personas trajeron. No reconozco ésto en absoluto", agregó.

Las bolsas, en picado

Quien también está sufriendo la crisis de Crimea en gran medida son las bolsas. El sí obtenido en el ilegal referendo de Crimea va a provocar el inicio de una serie de sanciones contra Moscú, situación que ha provocado un debilitamiento de las bolsas asiáticas. Este lunes cotizaban cerca de su mínimo mensual. "Los mercados esperaban que Crimea aceptara unirse a Rusia, así que es poco probable que eso por sí solo mueva a los mercados. El foco está en qué tipo de acciones adoptarán Rusia y Occidente a continuación", dijo Tohru Sasaki, jefe de tasas de Japón y análisis cambiario de JP Morgan Chase.

"Tenemos que ver qué tipo de sanciones adoptará Occidente. Obviamente más rusos pueden sentir que quieren mover sus activos fuera del dólar hacia activos más seguros", dijo un operador de propiedad en un banco japonés. La escalada de la tensión entre Occidente y Rusia está aumentando el temor a una agitación importante en la economía global, con los inversores inseguros sobre cuándo y cómo se resolverá la crisis.

JC (dpa, reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad