El papa Francisco beatifica a Pablo VI | Europa | DW | 19.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El papa Francisco beatifica a Pablo VI

El papa Francisco proclamó este domingo (19.10.2014) beato a Pablo VI durante una misa en la Plaza de San Pedro a la que asistieron decenas de miles de personas. Asimismo, clausuró el Sínodo de la familia.

El milagro atribuido a la intercesión de Pablo VI, y que le permitió ser beatificado, es la curación de un feto a principios de la década de 1990 en California, después de que se diagnosticase que tenía graves problemas cerebrales. La madre, sin embargo, se negó a abortar y el niño nació sin problemas.

Después de la ritual petición de beatificación expuesta al papa por el obispo de Brescia, Luciano Monari, Francisco pronunció la fórmula en latín que declaraba beato al pontífice que clausuró el Concilio Vaticano II y que firmó importantes encíclicas como la "Humanae Vitae".

A partir de ahora en la Iglesia se celebrará como día festivo el 26 de septiembre, día del nacimiento de Pablo VI, que llegó al mundo como Giovanni Battista Montini en 1897 en el norte de Italia.

Tras su entrada en la Plaza de San Pedro, Francisco saludó al papa emérito Benedicto XVI que asistió a esta beatificación, pues fue Pablo VI quien lo nombró cardenal.

Iglesia debe curar heridas

Junto al altar se expuso como reliquia la camiseta ensangrentada de Pablo VI, de un atentado en 1970, cuando un pintor boliviano lo hirió con dos puñaladas a su llegada al aeropuerto de Manila.

Asimismo, estuvieron presentes en la ceremonia los 253 participantes del Sínodo de la familia que se celebró durante dos semanas en el Vaticano y fue clausurado este domingo. El Sínodo debatió temas complejos como la actitud hacia los homosexuales y los divorciados. Al final del encuentro los líderes religiosos no consiguieron un amplio consenso sobre estas cuestiones, que volverán a analizar en una segunda reunión el año próximo.

El papa Francisco afirmó este domingo durante la misa de clausura del Sínodo que ha sido una "gran experiencia" de unión y recordó que la Iglesia está llamada a curar las heridas y a dar esperanza.

VC (dpa, efe)

ADVERTISEMENT