El norte de África no quiere centros de refugiados | Política | DW | 29.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

El norte de África no quiere centros de refugiados

La idea no es realmente nueva: los jefes de gobierno de la UE quieren firmar acuerdos con varios países africanos para que construyan centros de refugiados. ¿Qué piensan los países afectados sobre el plan?

Los Estados miembros de la UE acordaron en la cumbre de Bruselas sobre inmigración endurecer su postura ante los migrantes. Una medida entre muchas: los jefes de gobierno de la UE pretenden acordar un pacto con diversos países africanos para que construyan allí centros para refugiados. La idea no es realmente novedosa. El antiguo ministro del Interior alemán, Otto Schily, propuso lo mismo en 2004. La meta de entonces es idéntica a la de ahora: evitar la muerte de los refugiados que cruzan el Mediterráneo en embarcaciones.

Hasta el momento, algunos países del norte africano no han mostrado interés, pero podría ser una cuestión de dinero. "Queremos hacer esto con ACNUR y OIM", enfatizó Angela Merkel. Ambas organizaciones de la ONU ya habían aclarado sus condiciones: solo quieren hacerse cargo de campamentos donde se respeten los principios humanitarios. Estos nuevos centros deberían llamarse "plataformas" para evitar titulares desagradables.

A continuación, los países que la UE tiene en mente para la construcción de centros y cómo han reaccionado estos a sus planes:

Marruecos

El Reino de Marruecos ya ha anunciado que no construirá centros de acogida. El ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, dejó claro que "Marruecos rechaza tales métodos para abordar la cuestión de los flujos de refugiados y siempre los ha rechazado". Así lo dijo en una reunión en Rabat con su homólogo español, Josep Borrell. Estos métodos propuestos por la UE son "medidas contraproducentes". Sin embargo, Marruecos y la UE ya habían firmado un acuerdo de migración en diciembre. El gobierno de Rabat recibe durante cuatro años 35 millones de euros para retener a los refugiados que se dirigen a Europa. Funcionarios del Gobierno dijeron: "Marruecos firmará un contrato de este tipo si las circunstancias son las idóneas". La tarea de la UE ahora sería adecuar dichas circunstancias.

Libia

Desde el derrocamiento de Muamar al Gadafi en 2011, hay una guerra civil en Libia. El gobierno en Trípoli reconocido internacionalmente controla solo partes del país. Al mismo tiempo, es el país de tránsito más importante para los migrantes que se dirigen a Europa. Especialmente en el sur de Libia, el futuro de las guerras regionales es impredecible. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán, los campamentos tienen "condiciones parecidas a los campos de concentración" con ejecuciones y violaciones. El Gobierno aclaró esta semana que, bajo ninguna condición, toleraría campamentos de la UE para inmigrantes. El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, recibió esta noticia durante su primer viaje al extranjero. Su propuesta de construir campos de refugiados en Libia fue en vano. Regresó a Roma el pasado lunes (25.06.2018) con las manos vacías.

Túnez

Aunque sea pequeño, Túnez juega un papel en los planes de la UE, ya que se considera relativamente estable. Pero poco antes del inicio de la cumbre de la UE, el ministro de Asuntos Exteriores tunecino, Khemaies Jhinaoui, confirmó el rechazo de su país a la construcción de centros para refugiados. "Nosotros en Túnez, no somos responsables del flujo de refugiados ilegales a lo largo de las costas del sur de Europa", dijo al diario "Al-Arab”. Sin embargo, Túnez no es un país de tránsito: más de 6.000 refugiados procedentes de ese país registrados por el gobierno italiano, eran tunecinos.

Refugiados en el Mediterráneo.

Estas son las imágenes que la UE quiere evitar: refugiados a la espera de ser rescatados en el Mediterráneo.

Argelia

Argelia desempeña solo un papel menor en la travesía hacia Europa. Al igual que sus vecinos, este Estado autoritario rechaza los centros de recepción. El primer ministro, Ahmed Ouyahia, apuesta por enviar a los refugiados a sus países de origen. Las fuerzas de seguridad argelinas tienen su propia forma de tratar a los refugiados a la hora de repatriarlos. Según la agencia de noticias estadounidense AP, Argelia a menudo se niega a acoger a los refugiados que están de tránsito en el país. Muchas personas que llegaron tas huir del sur de África, fueron capturadas y llevados en camiones al sur del país. Desde allí tuvieron que caminar por el desierto hacia Níger. En abril, fueron casi 3000; desde el comienzo del año, en total más de 11.000 refugiados, según dicha agencia de noticias. Los equipos de rescate internacionales buscan cada vez más a migrantes en la franja desértica y región fronteriza entre Argelia y Níger para ponerlos a salvo.

Egipto


El gobierno en Egipto también rechaza los centros de recepción de refugiados. El ministro de Relaciones Exteriores, Samih Schukri, dijo en diciembre que la raíz del problema era la pobreza, el desempleo y la inestabilidad en la región. Además, se quejó de que no hay formas legales de migración.

Níger


Para la UE tiene sentido que Níger siga siendo un país con centros de refugiados, porque este Estado en el desierto del Sáhara es un importante país de tránsito para los migrantes africanos que se dirigen a Europa. Níger también tiene muchos migrantes que regresan o son deportados. Ya cuenta con seis centros para cientos de migrantes, financiados por la UE. ACNUR y OIM son responsables de su funcionamiento operativo.

 

Notker Oberhäuser  (RMR/ER)

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda

Publicidad