El mundo se divide entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro | Venezuela en DW | DW | 30.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Venezuela

El mundo se divide entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro

La crisis venezolana vive una de sus jornadas más álgidas, con enfrentamientos en las calles, en las redes sociales y también a nivel diplomático.

Apenas se supo que el presidente de la Asamblea Nacional y autoproclamado presidente encargado de Venezuela -reconocido por medio centenar de países-, Juan Guaidó, dio comienzo a la "Operación Libertad”, una avalancha de reacciones se desató en todos los rincones del orbe. "Me encuentro con las principales unidades militares de nuestra Fuerza Armada dando inicio a la fase final de la Operación Libertad”, dijo Guaidó. Un poco más atrás se dejaba ver Leopoldo López, condenado en 2015 a trece años de prisión y quien fue liberado "por militares leales a la Constitución”, según el líder de Voluntad Popular.

Este nuevo escenario suscitó el inmediato respaldo de los más acérrimos detractores del gobierno de Nicolás Maduro, como el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien en Twitter saludó la "adhesión de militares a la Constitución y al presidente encargado”. Agregó que es necesario respaldar "el proceso de transición democrática”. El presidente de Colombia, Iván Duque, por su parte, pidió "el más pleno respaldo al proceso de transición democrática de forma pacífica”. Además, instruyó a su ministro de Exteriores, Carlos Holmes, que convocara una reunión de emergencia del Grupo de Lima.

Precisamente desde Perú, país impulsor de esa instancia regional, la cancillería respaldó a Guaidó "en su lucha por recuperar la democracia en Venezuela. El régimen usurpador y dictatorial de (Nicolás) Maduro debe llegar a su fin”. El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, en tanto, entregó el respaldo del gigante sudamericano "al proceso de transición democrática”, y sostuvo que Brasilia "espera que los militares venezolanos sean parte de ese proceso”.

Estados Unidos, principal respaldo de Juan Guaidó, reaccionó por intermedio del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, y del secretario de Estado, Mike Pompeo. El primero instó a las Fuerzas Armadas a defender "las instituciones legítimas contra la usurpación de la democracia", mientras que Pompeo explicó que su país "apoya absolutamente al pueblo venezolano en su búsqueda de la libertad y la democracia".

"Solución pacífica”

La única reacción que se conoce hasta el momento del presidente Nicolás Maduro fue un tuit que dice "¡Nervios de Acero! He conversado con los Comandantes de todas las REDI y ZODI del País, quienes me han manifestado su total lealtad al Pueblo, a la Constitución y a la Patria. Llamo a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la Paz. ¡Venceremos!". De su lado se expresó Cuba, cuyo presidente, Miguel Díaz-Canel, rechazó "este movimiento golpista que pretende llenar de violencia el país”.

Desde Bolivia, Evo Morales condenó "enérgicamente” el "intento de golpe de Estado en Venezuela por parte de la derecha que es sumisa a intereses extranjeros”. Rusia acusó a la oposición de alimentar el conflicto y llamó a entablar negociones que eviten un baño de sangre. Un concepto similar usó Isabel Celáa, portavoz del gobierno en funciones de España, quien dijo esperar "con todas nuestras fuerzas que no se produzca un derramamiento de sangre”. Aseguró que "España no respalda ningún golpe militar”.

Desde México expresaron su preocupación y también llamaron a buscar una salida pacífica. El presidente Manuel López Obrador pidió "que se respeten los derechos humanos, que no se apueste por la violencia”. Lo mismo hizo el secretario general de la ONU, António Guterres, que llamó a todas las partes "a ejercer el máximo autocontrol, y a todos los involucrados a evitar cualquier violencia y a dar pasos para restaurar la calma”. Desde Brasil, donde se encuentra de visita, el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, pidió buscar "soluciones pacíficas”.

D. Zúñiga (AFP, EFE)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  
 

DW recomienda