El mundo condena la ″gran mentira″ de Armstrong | El Mundo | DW | 18.01.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

El mundo condena la "gran mentira" de Armstrong

Lance Armstrong confesó por primera vez que se dopó en cada uno de los siete Tour de France de ciclismo que ganó, pero el mundo mira la "gran mentira" lleno de escepticismo.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) celebró que Armstrong no hablase de connivencia. Desde Francia siguieron hablando de manipulación. El mejor tenista del mundo calificó de "desgracia" el engaño del texano. Y en Estados Unidos se agotaron los calificativos negativos hacia el que fuera su ídolo durante muchos años.

En el primer minuto de la primera parte de la entrevista con Oprah Winfrey y con apenas cinco monosílabos, Armstrong, de 41 años, ya había dicho todo lo que había negado durante más de una década: ¿Tomó sustancias prohibidas? "Sí" ¿EPO? "Sí" ¿Transfusiones de sangre? "Sí" ¿Testosterona, hormona de crecimiento o cortisona? "Sí" ¿Lo hizo en todos y cada uno de los Tours de France que ganó? "Sí".

"Engreído y cortante"

"Tras la entrevista, Armstrong resulta aún menos simpático", tituló un comentario el diario "USA Today". "Uno casi se pregunta si es humano, si tiene idea de la diferencia entre el bien y el mal", agregó antes de llamar al ex ciclista "engreído y cortante, frío y sin sentimientos".

El diario "The New York Times" lamentó que la entrevista fuera "extrañamente baja en energía y en emoción". No es sólo un deportista que mintió sobre el uso de drogas, sino además "el canalla mentiroso en una de las grandes historias de amor de Estados Unidos", añadió "NYT".

¿Toda la verdad?

Ver el video 01:22

La confesión de Armstrong

Muchos dudan que Armstrong, sancionado de por vida por la UCI en octubre de 2012, contara toda la verdad. "Debería haber ido a la USADA (Agencia Antidoping de Estados Unidos) y contarlo todo de la A a la Z, no hay manera de que cometiera él solo semejante fraude", pidió Betsy Andreu, una de las aludidas en la entrevista tras ser una de las primeras en denunciar que Armstrong, que compartía equipo con su marido Frankie Andreu, se dopó. "Está protegiendo a gente".

Lo mismo que Betsy piensan en Francia. No se puede tener "un sistema (de doping) tan altamente desarrollado como el que describió la USADA sin que nadie te haya ayudado", remarcó Pierre Bordry, quien fuera durante los tiempos de Armstrong jefe de la Agencia Antidoping Francesa (AFLD).

La ministra de Deportes del país galo, Valérie Fourneyron, criticó que "la manipulación continúe" y se mostró escéptica sobre la forma en que fue realizada la confesión. "Fue una puesta en escena perfectamente preparada, en la que recibimos apenas una mínima confesión del mismo hombre que nos había asegurado, mirándonos a los ojos, que nunca hizo trampa", dijo.

¿Alivio?

La USADA consideró la confesión un "pequeño paso en la dirección correcta", pero pide más al texano. "Si es sincero en su deseo de corregir sus errores pasados, testificará bajo juramento sobre toda la dimensión de sus actividades de doping", expresó Travis Tygart, jefe ejecutivo de la USADA.

Desde la UCI, en cambio, respiran con más tranquilidad. "Su decisión de enfrentarse a su pasado es un paso importante en el largo camino para recuperar la confianza en el deporte", señaló el presidente del ente internacional, Pat McQuaid, también en el punto de mira en el "caso Armstrong" por presunta connivencia. "Armstrong confirmó que no hubo tests positivos que fueron encubiertos y que las donaciones que hizo a la UCI fueron para ayudar en la lucha contra el doping", dijo McQuaid.

"Un día muy triste para el deporte"

El Comité Olímpico Internacional (COI), que el jueves retiró a Armstrong la medalla de bronce de Sydney 2000, habló de "un día muy triste para el deporte" e instó al ex corredor a que presente "todas las evidencias que tiene a las autoridades antidoping apropiadas para que se pueda poner fin a este episodio oscuro".

"No puede haber espacio para el doping en el deporte y el COI condena las acciones de Armstrong y de todo aquel que busca una ventaja injusta con el uso de drogas", reiteró el máximo organismo deportivo internacional.

El ciclista británico David Millar, otro que confesó haberse dopado, cree que las palabras de Armstrong son buenas para el deporte, aunque sospecha que se trate de una especulación. "No hubo sorpresas. Está jugando un juego táctico. Así es Lance", dijo hoy Millar durante un coloquio sobre doping en Madrid. "Pero es bueno para el ciclismo. Necesitamos cerrar el capítulo de aquella época".

El serbio Novak Djokovic, número uno del tenis mundial, ve al texano como "una vergüenza" para el deporte. "Es una desgracia para el deporte tener un atleta como él", dijo hoy el serbio tras avanzar a los octavos de final del Abierto de Australia. "Le hizo trampa al deporte, le hizo trampa a mucha gente en todo el mundo con su carrera, con su historia de vida. Creo que deberían quitarle todos los títulos, porque no es justo para ningún deportista. Simplemente no es la manera de ser exitoso, así que creo que debe sufrir por todas sus mentiras en estos años".

Fuente: dpa

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema