“El migrante que se organiza, ingresa a la sociedad como ciudadano” | Sociedad | DW | 26.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

“El migrante que se organiza, ingresa a la sociedad como ciudadano”

¿Va Alemania camino de convertirse en una sociedad pluricultural? ¿Qué oportunidades de integración tienen los migrantes? Experta ecuatoriana analiza el tema.

Ha dedicado su vida al trabajo con migrantes y, con más de 30 años en Alemania, conoce bien los procesos que moldean la sociedad y cómo la migración está cambiando la cara de este país que hasta hace poco era monocultural. En entrevista con DW, la sicóloga ecuatoriana Lucía Muriel revisa los obstáculos, pero también las grandes oportunidades que tienen los migrantes, así como la sociedad misma al integrarlos.

“Queremos empoderar a los migrantes y sus organizaciones, transferir conocimientos y mejorar sus posibilidades de participación”, explica. Lucía Muriel ha trabajado en el área de fomento para el desarrollo, ha ayudado a crear y participa en una serie de organizaciones de migrantes, entre ellas MoveGlobal y Migranet.

Las organizaciones se convierten en una suerte de hogar para los migrantes.

Las organizaciones se convierten en una suerte de hogar para los migrantes.

¿Cómo ha cambiado la realidad del migrante en Alemania en las últimas décadas?

Por un lado, en los últimos 20 a 25 años ha sufrido una progresiva marginalización y, por lo tanto, tiene que hacer grandes esfuerzos para que sus competencias y talentos sean valorados. Después de la reunificación vino un período en que la sociedad alemana se dedicó a su propio desarrollo y los migrantes y sus iniciativas han sido ignorados, pero ahora se empezó a retomar la temática. En los últimos cuatro a cinco años ha habido una apertura siginificativa.

¿A qué se debe esta apertura?

A un cambio de paradigma dentro del gobierno alemán, que se expresa en programas de apoyo, y al hecho de que hay generaciones nuevas con otra mentalidad. La sociedad alemana era monocultural, desconocía lo que puede ser una relación pluricultural. Los migrantes, en cambio, descendemos muchas veces de culturas pluriculturales. Queremos entender el mundo como el encuentro de distintas culturas.

¿Es difícil encontrar programas de ayuda?

Hay varias instancias, ya sea estatales o privadas, que apoyan y tienen fondos. En general, el problema es que los migrantes no tienen organizaciones para acceder a los programas o se quedan fuera porque no tienen información ni conocen los requisitos, la terminología y la lógica de cómo solicitar. Necesitan alguien que les traduzca y los oriente. Nosotros trabajamos como mediadores, acompañando y asesorando para que desarrollen sus actividades y accedan a financiamiento.

La ecuatoriana Lucía Muriel se dedica a la consejería de los migrantes en Alemania.

La ecuatoriana Lucía Muriel se dedica a la consejería de los migrantes en Alemania.

¿A qué organizaciones se puede recurrir?

Por nombrar algunas: el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, el de Familia, la Oficina para la Migración, que está creando apoyos especiales para organizaciones de migrantes, las fundaciones Nord-Süd-Brücken (puentes norte-sur), Robert Bosch, Umverteilen (redistribuir) y organizaciones de las iglesias católica y evangélica.También hay programas en comunas, fondos regionales y locales.

¿Cuál es el aporte de los migrantes?

El migrante trae muchas cosas, muchos recursos, muchísima experiencia, han sido empresarios, tienen una profesión o ejercieron distintos oficios en sus países, pero el concepto de migrante en esta sociedad hace que la gente pierda todo su pasado, anula todo lo que tiene. Un migrante ya es una persona con problemas, que no conoce el idioma, lo que es un reto tan grande para él que a veces en esas barreras pueden perder la motivación.

¿Qué dificultades enfrentan?

Hay una serie de barreras que pueden ser normales al comenzar en una sociedad nueva. Es un reto grandísimo y muchos no vienen quizás lo suficientemente preparados para enfrentar esos problemas. Por ejemplo, no hablan perfectamente alemán y se les cierran las puertas. Entendemos que la sociedad alemana requiera el manejo del idioma, pero por otro lado también vemos que se les pone difícil.

¿Cuál es el camino para integrarse a la sociedad alemana?

Los que mantienen cierta participación en la sociedad, se organizan y logran un nivel de autogestión y participación, entran a la sociedad como ciudadanos y ya no como migrantes o extranjeros.

¿Qué caracteriza la migración que proviene de Latinoamérica?

No es masiva, no se dirige a Alemania principalmente. Aquí vienen más por curiosidad, razones particulares, amor o estudios. Son muy activos y organizados, ahora especialmente. Me ha llamado mucho la atención que se ocupan de una gran cantidad de actividades cuturales.

¿Cómo los ven los alemanes?

En general la migración desde América Latina es una de las menos problematizadas. Comparándola con las africanas, de los países árabes o de religión musulmana, la latinoamericana es vista como un beneficio o por lo menos no como un problema. Así también encuentran más apertura y apoyo. Además, como es mínima, sin mayor peso de población o cultural, no tiene el impacto de otras migraciones, como la turca.

La asociación MEPa- Migration-Entwicklung-Partizipation (migración, desarrollo, participación) es una de las agrupaciones en que participa Lucía Muriel.

La asociación MEPa- Migration-Entwicklung-Partizipation (migración, desarrollo, participación) es una de las agrupaciones en que participa Lucía Muriel.

¿Se puede decir que Alemania es hoy un país más abierto?

En este momento se perciben dos tendencias polarizadas. Una es de mucha apertura entre la generación joven, que no quiere barreras, estereotipos ni prejuicios. Esto también se debe a que la segunda y tercera generación, que es mixta, aumenta numéricamente. Cada vez son más los alemanes con una multi-identidad, con un color o nombre diferente. Y a la vez no se puede ignorar que está aumentando una tendencia radical contra la migración, la mezcla y la apertura, que a nivel europeo se ve muy claro.

¿Es posible lograr el diálogo pluricultural en Alemania?

Sí, no hay otra posibilidad. La sociedad tiene que ir en esa dirección de apertura, de sobrepasar barreras de monoculturalidad. Le va a costar, pero con el tiempo la población va a tener en su biografía el tema de la migración. Esto será un gran aporte de los migrantes de las segundas y terceras generaciones, que no se van a identificar con esta sociedad si no se entiende como una sociedad pluricultural.

De acuerdo a su experiencia, ¿qué es lo que más ayuda al migrante en su integración?

Lo que más me ayudó fue mi educación. Lo que mejor podemos hacer es acceder a estudios, formación, especialización o cualquier tipo de certificación con que se pueda obtener cierto conocimiento o habilidad. Esa es mi experiencia con la comunidad latinoamericana, que es muy activa. Aunque seamos pocos, casi todos están en proceso de estudio o aprendizaje.

Enlaces externos