El mercader de alemanes | Secciones | DW | 01.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

El mercader de alemanes

Reza Fazeli es el agente de moda en las grandes ligas del negocio del fútbol tras poner en menos de un año a tres de sus jugadores en el Real Madrid: Mesut Özil, Nuri Sahin y Hamit Altintop. ¿Quién es Reza Fazeli?

default

Quienes le conocen de cerca lo consideran un hombre tranquilo, carente de los afanes y el agitamiento propio del comercio de jugadores, alguien que habla pausadamente y en ningún momento se deja llevar por sus emociones, sus conversaciones se caracterizan por la forma educada y cooperativa en las que las conduce. Un mercader de buenos modales que a diferencia de muchos de sus colegas, en Alemania y el concierto internacional, procura que ambas partes ganen: futbolistas y clubes.

El misterioso iraní

Fazeli está, sin embargo, rodeado por un halo de misterio resultado de su sentido de discreción, sus contactos con la prensa, con la cual siempre está dispuesto a colaborar, se limitan a los aspectos relacionados con sus negocios, a los intereses de sus clientes entre quienes se cuentan las estrellas mundiales que hoy hacen parte del Real Madrid, Özil, Sahin y Altintop.

Desde una oficina en Dusseldorf maneja su agencia International Soccer Management con un portafolio de 23 jugadores, la mayoría de ellos con raíces turcas o iraníes, como las suyas, cuyo valor de fichaje supera los 70 millones de euro; aún así la oficina es algo formal, el verdadero trabajo se desarrolla vía telefónica, Dusseldorf es la base pero los negocios se hacen en otras ciudades, Madrid es la conquista mas importante del último año pero antes ellos se concretaban en Múnich, Bremen o Gelsenkirchen.

El representante no es nuevo en el negocio, de hecho expertos como Matthias Seidel, del portal alemán Transfermarkt, le consideran desde sus inicios una figura importante en el mercado futbolístico: “Fazeli siempre fue un grande, un hombre joven, apenas tiene 37 años, con un gran sentido para este tipo de negocios, uno que sabe ganarse la confianza de sus representados y, lo que es aún más valioso, conservarla”.

Los inicios

En menos de 15 años Fazeli pasó de conversar con el Bochum, el primer club al que le vendió un jugador, el iraní Mehdi Mahdavikia, a ser socio comercial del Real Madrid, el segundo comprador de jugadores suyos en España pues el primero fue el Osasuna, a donde colocó a Javad Nekounam y Masoud Shojaei. En la Bundesliga ya ha realizado transacciones con todos los equipos grandes, sus inicios se dieron con Mahdavikia, quien le abrió las puertas del Hamburgo, y luego con Bayern Múnich, Schalke (en ambos clubes tuvo a Ali Karimi), Bremen, Dortmund, Fráncfort y Colonia, entre otros.

Hoy la fama del ex estudiante de medicina, que en sus propias palabras es un “cirujano plástico frustrado”, es internacional, no en vano se le considera uno de los 25 representantes más influyentes del mundo. Su carrera como agente tiene grandes perspectivas no sólo por los jugadores que ya tiene en su portafolio, sino por las puertas que se le abren tras las exitosas negociaciones con el Real Madrid.

Fazeli está apenas comenzando en las grandes ligas del mercado, pero como explica Seidel, lo logrado en la capital española es apenas el primer paso: “los jugadores hablan mucho entre sí, y cuando uno se siente bien representado se lo cuenta al otro, así se generan los contactos con las estrellas. De otro lado, los buenos futbolistas quieren estar bajo la protección de un agente que tenga línea directa con los grandes clubes del mundo, algo que Reza Fazeli estableció y ha sabido manejar”.

Recia amabilidad

Otra característica de Reza Fazeli es que no permite que su cordialidad se interprete como debilidad. Ya clubes como el Bremen o el Dortmund han tenido sus experiencias al respecto negociando con el agente las contrataciones y salidas de Mesu Özil y Nuri Sahin.

En ambos casos Fazeli cerró con relativa facilidad los acuerdos con los clubes pero conservó para sus jugadores diversas opciones de premios y de rescisión de sus contratos, cláusulas que en ambos casos permitieron que los futbolistas terminaran vistiendo la camiseta del Real Madrid, cláusulas que también existen en el nuevo club y que alimentan las especulaciones –desmentidas pero no por ello silenciadas- de que en un futuro más cercano a lo previsto Özil se marche a Inglaterra.

Autor: Daniel Martínez
Editor: Pablo Kummetz