El matadero Tönnies y la subcontratación - Explotados en Alemania | Primer plano | DW | 08.09.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Primer plano

El matadero Tönnies y la subcontratación - Explotados en Alemania

Un brote de coronavirus en las instalaciones del consorcio cárnico alemán Tönnies hizo salir a la luz una serie de problemáticos contratos de servicios. Este escándalo de condiciones laborales precarias, empresarios avariciosos y sindicatos impotentes salpicó a todo el rubro cárnico alemán.

Ver el video 28:36

Tönnies Holding es el mayor matadero de Alemania. En su planta principal, ubicada en Rheda-Wiedenbrück, unos 25.000 cerdos son sacrificados y procesados a diario. La mayor parte de sus empleados proviene del este de Europa y son tercerizados. Las subcontratas para las que trabajan suelen explotar a sus empleados con penosas condiciones laborales. La externalización no sólo es habitual en la industria cárnica alemana, sino también en la construcción, la logística, los servicios de limpieza y en el rubro automotor de este país. De esta forma los empresarios evitan contratar a empleados fijos, recortando así costos salariales. Esta práctica es duramente criticada por el catedrático Dr. Marcel Fratzscher, del Instituto Alemán para la Investigación Económica (DIW). Sin tener en cuenta la inflación, en los últimos 30 años los beneficios empresariales han aumentado casi un 80%, mientras que los salarios lo han hecho en apenas un 15%, haciendo menguar peligrosamente a la clase media. En la actualidad Alemania tiene el mayor sector de salarios bajos de toda Europa Occidental. La vecina Dinamarca demuestra que hay alternativas. Pese a conformar uno de los mayores productores de carne porcina del continente, en las cárnicas danesas no ha habido un brote de coronavirus comparable. En parte porque en Dinamarca ningún trabajador debe tener miedo de perder su empleo por una baja laboral, como afirma Jensen, de un sindicado danés de alimentación. Allí no existen los contratos de servicios externalizados, todos los trabajadores son empleados fijos de la empresa y, en general, suelen estar sindicados. El ministro alemán de Trabajo, Hubertus Heil, quiere ahora mejorar las condiciones laborales en la industria cárnica. En julio de 2020 el Gobierno alemán aprobó un proyecto de ley para prohibir la subcontratación en este rubro. A partir del 1 de enero de 2021 no se podrá contratar personal externo para el sacrificio de animales ni para el despiece y el procesado de la carne. El reportaje explora cómo el abuso de la precarización sistemática de las condiciones laborales por parte de empresas que sólo piensan en maximizar sus beneficios está socavando el Estado social alemán.