El impacto del “brexit” en la industria alemana | Economía | DW | 11.12.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

El impacto del “brexit” en la industria alemana

Gran Bretaña es un socio comercial importante para Alemania, aunque hace tiempo fue aún más relevante. El “brexit” ya empezó a afectar ciertos sectores industriales alemanes.

A partir del 1 de enero, es probable que las cosas sean más incómodas y caras para las empresas alemanas que comercian con Gran Bretaña. El llamado "brexit” duro está a la vuelta de la esquina. Esto significa que tras la salida de la isla de la UE, se aplicarían al intercambio de bienes las reglas generales de la Organización Mundial del Comercio.

Según un análisis del Instituto Prognos de 2019, Alemania importa bienes y servicios por valor de 115.000 millones de euros de la isla. Gran Bretaña es un peso pesado como socio comercial de Alemania, de acuerdo al Instituto de la Economía Alemana (IW), de Halle. En términos de exportaciones, ocupa el quinto lugar, y el undécimo lugar en las importaciones.

"En total, 460.000 puestos de trabajo están directa e indirectamente relacionados con las exportaciones alemanas a la isla", dice Gabriel Felbermayr, director del Instituto para la Economía Mundial (IfW) en Kiel. Con un "brexit” duro, estima, "una cuarta parte de estos empleos estaría en riesgo (de desaparecer)".

"El comercio ya ha disminuido"

En 2015, es decir, en el año anterior al referéndum del "brexit” en Gran Bretaña, la isla ocupó el tercer lugar de los países exportadores más importantes y el noveno lugar en las importaciones. El largo período de incertidumbre y las duras negociaciones entre Londres y Bruselas no solo mermó la confianza, sino que también los costos del retiro de la UE son más que palpables: "El comercio con el Reino Unido ya ha disminuido significativamente en los últimos años", dice Felbermayr.

Los expertos de la Oficina de Estadística Destatis también comparten esta perspectiva: "La tendencia a la baja del comercio de bienes alemán con el Reino Unido desde el referéndum del brexit continúa". Solo en la primera mitad de 2019, la disminución fue del 4,6 por ciento en las exportaciones y del 3,7 por ciento en las importaciones.

Gente paseando ante un gran cartel con un minicooper.

El gran perdedor: la industria automotriz

Perdedora, la industria automotriz

¿Qué sectores se verán más afectados en el comercio británico-alemán? El tan invocado sector pesquero no es uno de los graves problemas para Alemania, sino la industria automotriz: alrededor de una cuarta parte del intercambio de bienes entre ambas partes está relacionada con automóviles. Solo en el primer semestre del año pasado, la cifra de exportaciones e importaciones se redujo en un nueve por ciento. La sociedad de fondos de inversión Blackrock pronosticó el año pasado que "la industria automotriz alemana es el mayor perdedor en potencia".

La industria química, el segundo sector más importante en las transacciones entre ambos países, también se ha visto muy afectada. Entre 2015 y 2019, las exportaciones cayeron un 10,4 por ciento y las importaciones un 1,7 por ciento.

Las industrias automotriz y química están estrechamente interconectadas en la producción, incluso más allá de las fronteras. Para los expertos de Destatis, las cifras indican que "las cadenas de suministro ya se están desmantelando, lo que probablemente dañará al Reino Unido en particular". Se supone que a Alemania le resultará mucho más fácil utilizar rutas de entrega alternativas dentro de la UE.

	Infografik Außenhandel mit Großbirtannien ES

Efectos de precio

La industria farmacéutica es también un peso pesado del comercio bilateral. Entre 2015 y 2019, el valor de las importaciones aumentó en un 65 por ciento, pero el de las exportaciones cayó alrededor del 46 por ciento. Los efectos de los precios jugaron aquí un papel decisivo. La libra esterlina se ha depreciado drásticamente en los últimos tiempos, un efecto secundario del "brexit”, que ha hecho que los productos británicos sean más baratos en Alemania. Por el contrario, las importaciones son caras para la isla. La agencia de crédito Euler Hermes sospecha que las importaciones en Gran Bretaña pronto tendrán aumentos de precios del 15 por ciento, y que la libra continuará depreciándose notoriamente.

Los gerentes alemanes están en principio tranquilos. El año pasado, solo alrededor del 25 por ciento de las pymes, que juegan un papel decisivo en las exportaciones alemanas, temían que un "brexit" duro tuviera efectos "bastante negativos" o "muy negativos".

Los economistas, sin embargo, no comparten esta opinión. La amenaza de ruptura con Gran Bretaña "podría frenar el producto interior bruto alemán en varias décimas en uno o dos años, después de un brexit duro", predice la IW en Halle. Y Felbermayr dijo al diario Frankfurter Rundschau esta semana que creía "que un brexit duro podría costarle a la economía alemana alrededor de 20.000 millones de euros en ingresos disponibles cada año y a largo plazo".

(rmr/ers)

DW recomienda