El hermano mayor del Papa no se alegra mucho | Política | DW | 20.04.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

El hermano mayor del Papa no se alegra mucho

Georg Ratzinger, el hermano mayor del nuevo Papa Benedicto XVI, no siente una alegría “ilimitada” por su elección, pues le preocupa la salud del Pontífice.

Los hermanos Ratzinger en 2001

Los hermanos Ratzinger en 2001

“Espero que su salud aguante”, dijo Georg Ratzinger, también sacerdote y tres años mayor que su hermano Joseph, en declaraciones a la cadena de televisión WDR. Agregó que la alegría que siente por la elección de su hermano se ve empañada por el conocimiento de la gran responsabilidad y el mucho trabajo que ha asumido Joseph Ratzinger, y por el hecho de que a partir de ahora podrá tener menos contacto con su familia.

Un susto

De hecho, Georg Ratzinger aún no ha podido felicitar a su hermano y se enteró de la noticia por los medios de comunicación. En otra entrevista con la cadena de televisión ARD, Georg Ratzinger, de 81 años, declaró que no contaba con que su hermano fuera elegido “por su avanzada edad y porque su salud no es muy estable”.

La elección de su hermano fue para Georg Ratzinger “un susto”, pero la acepta como la “voluntad de Dios y del Espíritu Santo”. Sin mirar nunca a la cámara, el sacerdote comentó que tras los días de mucha atención mediática espera que vuelva la normalidad a su vida.

Se hundió en el sillón

Agnes Heindl, la casera de Georg Ratzinger, describó a la agencia dpa la primera reacción del sacerdote. "Siguió la transmisión por televisión y al conocerse la noticia se hundió en el sillón y no pronunció una sola palabra. Jamás lo vi en este estado".

Joseph Ratzinger visitaba hasta ahora regularmente a su familia en la ciudad bávara de Regensburg, pero la casera de su hermano, que solía recogerlo con el coche cuando llegaba, se pregunta cómo será la primera visita de Benedicto XVI. “Los contactos serán menos -reconoce Georg Ratzinger- pero el lazo seguirá siendo el mismo”.

DW recomienda

Publicidad