El gobierno español indignado por la broma telefónica a Morales | Política | DW | 22.12.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

El gobierno español indignado por la broma telefónica a Morales

Evo Morales comienza hoy a definir la transmisión de poderes, el mismo día en que el gobierno ha citado al embajador español para quejarse por la falsa llamada de una radio española al líder socialista.

Morales anunció en rueda de prensa que Zapatero le había invitado a España.

Morales anunció en rueda de prensa que Zapatero le había invitado a España.

Aunque Morales no ha querido pronunciarse sobre la conversación telefónica que mantuvo con un humorista de la cadena COPE que se hizo pasar por el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el Ejecutivo boliviano calificó el incidente de "una ofensa que puede perturbar las relaciones bilaterales". La cadena COPE es propiedad de la Conferencia Episcopal Española, máximo órgano de gobierno de la Iglesia católica en España.

Moratinos exige respuestas a la Iglesia

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, convocó hoy al nuncio del Vaticano en España, Manuel Monteiro de Castro, en relación con el incidente provocado por la "broma" telefónica de la emisora de radio COPE al presidente electo de Bolivia.

Logo Cope Radio Spanien

COPE es la emisora de radio de la Conferencia Episcopal Española.

En la reunión, Moratinos transmitió al representante episcopal el "rotundo rechazo del gobierno español" al acto del humorista de la COPE y pidió que "se tomen las medidas oportunas para que hechos deplorables de esta naturaleza no se vuelvan a producir, por el daño que causan a los intereses políticos y económicos de España y a su imagen en el exterior, y por su repercusión negativa con países amigos".

Fuentes de la secretaría de Monteiro de Castro manifestaron a la agencia de noticias EFE que la Nunciatura no hará ninguna comunicación oficial sobre la reunión con el ministro de Asuntos Exteriores. Tampoco la cadena COPE tiene previsto por el momento efectuar ningún comentario sobre el asunto.

La embajada boliviana en Madrid dijo estar "totalmente satisfecha" con las gestiones del gobierno español por el incidente con la COPE y exige a esa cadena de radio una disculpa a la altura de la gravedad de la ofensa.

La "broma" de la polémica

En la llamada telefónica, que tuvo lugar ayer, el falso Zapatero trató en varias ocasiones de que Morales se saliese del tono protocolario con referencias al "eje con los hermanos cubanos y el hermano Chávez", pero Morales se mostró bastante cauto.

El imitador le felicitó a Morales "en nombre del gobierno de España" y le invitó a sumarse "de una manera triunfal al nuevo orden que queremos establecer en España y Latinoamérica". Morales habló de los problemas económicos que atraviesa su país y los achacó en parte a "agentes externos", momento en que el supuesto Zapatero le interrumpe para decirle que "eso ya sabes que es el imperialismo, Evo"."Así es, así es presidente", replica el político boliviano.

Zapatero vor der Untersuchungskommission in Madrid

El imitador se hizo pasar por el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Morales cambia de tema e invita a Zapatero a su toma de posesión y el imitador le dice que "me encantaría que su primer viaje oficial fuera a España", a lo que el líder del MAS responde que está "dispuesto a visitarle antes de la posesión".

"Me imagino que te habrá llamado Hugo, Fidel imagino que también", pregunta el supuesto presidente del gobierno español. "Sí, muchas llamadas telefónicas. El último en llamar ha sido el presidente (peruano, Alejandro) Toledo hace media hora atrás, como también el presidente de la CAN (la Comunidad Andina de Naciones)", explicó Morales.

"Hombre, el que no te habrá llamado, imagino, Evo, habrá sido George Bush", dice entonces el imitador riéndose. "Está muy bien eso", contestó Morales, antes de que el supuesto Zapatero añada: "a mí tampoco me ha llamado todavía y llevo dos años" en el Gobierno.

"Sí, presidente. Muchas gracias por la llamada, presidente. Mira, sería importante hablar con su embajada acá (...) y tenemos mucho interés por conversar con usted, presidente", señaló Morales. "Pues yo daré las ordenes oportunas al embajador, a través del ministerio de Exteriores de España (...), para que nuestro encuentro se produzca cuanto antes", aseguró el falso Rodríguez Zapatero.

DW recomienda