El genocidio armenio dispara la tensión entre Alemania y Turquía | El Mundo | DW | 02.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El genocidio armenio dispara la tensión entre Alemania y Turquía

El ministerio turco de Exteriores calificó la resolución sobre el genocidio armenio en el Parlamento alemán como una "politización de la historia", producto de la creciente "turcofobia e islamofobia" en Alemania.

Deutschland Bundestag Armenienresolution

Representantes de la comunidad armenia dan las gracias

La relación entre Alemania y Turquía, un país clave en la estrategia europea para resolver la crisis de refugiados, sufrió hoy (02.06.2016) un terremoto diplomático cuando el Parlamento en Berlín aprobó casi por unanimidad una resolución que considera genocidio la masacre sufrida por los armenios hace 100 años en el Imperio otomano.

Ankara llama a consultas a su embajador en Berlín

La reacción de Turquía fue fulminante. El Gobierno en Ankara llamó de inmediato a consultas a su embajador en Berlín y el presidente Recep Tayyip Erdogan insistió en sus advertencias de los últimos días: "La decisión tomada por el Parlamento alemán influirá de un modo muy serio las relaciones entre Alemania y Turquía".

El ministerio turco de Exteriores, por su parte, calificó la resolución sobre el genocidio armenio en el Parlamento alemán como una "desgracia" y una "politización de la historia", producto de la creciente "turcofobia e islamofobia" en Alemania, que pretende imponer a los jóvenes la narrativa armenia de lo sucedido en 1915.

Un largo comunicado, emitido por el ministerio turco en Ankara en turco e inglés, califica la moción adoptada hoy como "una desgracia para la reputación de ese ente (el Parlamento alemán)". Asimismo, habla de un "ejemplo de ignorancia y falta de respeto por el derecho", ya que "politiza la historia".

En opinión de Ankara, eso "impide un debate libre sobre asuntos históricos" e "intenta imponer el tabú autoimpuesto por la narrativa armenia como un hecho indiscutible". Según el ministerio turco, solo se puede alcanzar una reconciliación sobre los "eventos controvertidos de 1915" mediante el "diálogo, la empatía y un punto de vista justo".

Además, asegura que la resolución adoptada hoy se debe a la creciente "turcofobia e islamofobia" en Alemania que está alcanzando "niveles de racismo". Por otra parte, habla del "profundo trauma" creado en Alemania por "sus crímenes de lesa humanidad y genocidio, que se extienden desde Namibia hasta el Holocausto".

Deutschland Demo von Armeniern in Berlin

La palabra "genocidio" figura ya en el título de la resolución impulsada por el partido opositor Los Verdes y consensuada con las tres fuerzas que forman el Gobierno

Genocidio

La palabra "genocidio" figura ya en el título de la resolución impulsada por el partido opositor Los Verdes y consensuada con las tres fuerzas que forman el Gobierno: la CDU de Merkel, su versión bávara (CSU) y los socialdemócratas (SPD). El texto concluye que el destino de los armenios "ejemplifica la historia de exterminios masivos, limpiezas étnicas y genocidios que el siglo XX registró de forma tan horrenda". También reconoce la complicidad del Imperio alemán, que no intentó frenar la masacre pese a ser aliado del Imperio otomano cuando ocurrían los hechos.

"Nuestra intención no es sentar a Turquía en el banquillo de los acusados, sino decir que una reconciliación sólo es posible si se llama a los hechos por su nombre", justificó Volker Kauder, jefe parlamentario de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel.

Deutschland Bundestag Armenienresolution Abstimmung

Sesión en el Parlamento alemán en la que se aprobó la polémica resolución

"El primer genocidio del siglo XX"

El Imperio otomano asesinó a hasta 1,5 millones de armenios cristianos en la Primera Guerra Mundial, según las estimaciones, sospechando que pactaban a escondidas con la también cristiana Rusia, su rival en la contienda. Turquía, sucesora del imperio, lamentó lo ocurrido, pero rechazó siempre que denominarlo "genocidio".

Sin embargo, una veintena de Gobiernos, incluyendo los de Francia, Italia y Rusia, designaron oficialmente como "genocidio" las matanzas. El papa Francisco calificó lo ocurrido a los armenios como "el primer genocidio del siglo XX".

Armenia celebró que Alemania se sumara ahora a ese grupo y consideró el voto en el Bundestag como una "valiosa contribución" al debate internacional sobre lo ocurrido.

FEW (dpa, EFE)



DW recomienda

ADVERTISEMENT