El funeral de Margaret Thatcher será el 17 de abril | Europa | DW | 09.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El funeral de Margaret Thatcher será el 17 de abril

El funeral de la exprimera ministra británica Margaret Thatcher, fallecida el lunes a los 87 años, tendrá lugar el 17 de abril, informó el mandatario conservador David Cameron.

El cuerpo de Thatcher fue trasladado la pasada noche a un lugar secreto desde el hotel Ritz de Londres, donde residió en los últimos meses. El miércoles 17 de abril se le rendirá su último homenaje en un funeral al que asistirán numerosos jefes de Estado y de gobierno, además de la reina Isabel II y su marido, el príncipe Felipe.

El ataúd de Thatcher será trasladado en un cortejo fúnebre con honores militares por el centro de Londres, desde el Palacio de Westminster hasta la Catedral de St. Paul, según informaron varios medios.

El servicio religioso no estará abierto al público. Por deseo expreso, la exmandataria conservadora no tendrá un funeral de Estado, que supondría la exposición y velatorio del cuerpo. Según la BBC, tras el funeral los restos de la baronesa Thatcher serán incinerados.

La “Dama de Hierro” sigue generando polémica

Tras su muerte por un derrame cerebral, la "Dama de Hierro" siguió generando controversia entre sus compatriotas. Mientras políticos de todos los signos honraron el lunes su legado, muchos de sus adversarios celebraron su muerte realizando fiestas la

Ver el video 02:06
Now live
02:06 minutos

Margaret Thatcher: legado y controversia

pasada noche. En Bristol resultaron heridos seis policías y un manifestante durante una fiesta anti-Thatcher. En la ciudad natal de la ex primera ministra, Garantan, se pusieron a disposición libros de condolencias.

Thatcher fue entre 1979 y 1990 primera ministra del Reino Unido, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar ese cargo en el país. Dentro de su período destacan la Guerra de las Malvinas contra Argentina y sus reivindicaciones dentro de la Comunidad Europea.

En su país fue conocida por su dureza contra los tradicionalmente fuertes sindicatos, los recortes de prestaciones sociales y una ola de privatizaciones. Los críticos consideraron que esa actitud y esas medidas fueron un grave error, pero sus defensores sostienen que sentó bases políticas estructurales importantes para el país.

Una encuesta del diario "The Guardian" muestra que, incluso después de su muerte, sólo el 50 por ciento de los británicos apoya sus políticas. El 35 por ciento de los consultados cree que tuvo una influencia negativa en el país.

CP/er  (dpa, afp, rtr)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad