El fracaso de la ocupación de Irak | La prensa opina | DW | 29.06.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

El fracaso de la ocupación de Irak

El sorpresivo traspaso del poder civil al gobierno iraquí es ampliamente comentado por la prensa europea, que se muestra escéptica en torno a los resultados de más de un año de ocupación estadounidense.

default

Bremer deja atrás la "pesadilla iraquí".

El periódico Berliner Zeitung, de la capital alemana, escribe: "Los estadounidenses, que no han sido muy hábiles en su política con respecto a Irak, fueron esta vez más astutos. Su 'timing' dio resultado. Primero se aplazó la conferencia de la OTAN para fines de junio, debido a supuestos compromisos personales del presidente Bush, luego se aprobó la resolución de la ONU que dio luz verde al traspaso del poder a un 'gobierno soberano de transición', a la nominación de Alawi como su jefe y a la permanencia de las tropas multinacionales, es decir, sobre todo de los 140 000 estadounidenses. Y ahora se llevó a cabo el intento de entregar más responsabilidad a la OTAN en el futuro de Irak. No obstante, no se puede hablar de un gran éxito de Washington. Bush cumplió un plazo y una promesa electoral, nada más."

Nada que celebrar

El Daily Mail, de Londres, considera que "nada simboliza la catastrófica aventura británica y estadounidense en Irak mejor que la forma de la transferencia del poder. Esta fabulosa 'fiesta de la democracia' tuvo que ser adelantada dos días, en secreto- y a los pocos minutos el administrador civil Paul Bremer se hizo humo. Si la ocupación hubiera sido un éxito, se habría llevado a cabo un despliegue de prensa minuciosamente organizado, como cuando se produjo la invasión el año pasado. Pero la triste realidad es, naturalmente, que no hay nada que celebrar. Los aliados entregaron un país prácticamente ingobernable, al haber disuelto las Fuerzas Armadas de Saddam, la Administración y la Policía."

La idea de la libertad

También el Neue Zürcher Zeitung, de Zurich, coincide en esa crítica apreciación. "La rápida partida de Bremer es también un signo del fracaso estadounidense en Irak. Los norteamericanos no llevaron a ese país la libertad y el orden que tenían en mente. Bremer y su administración provisional abandonan el terreno, para dar a los iraquíes la posibilidad de forjar la libertad y el orden como ellos los conciben. (...) Lo que entiende por orden y libertad un pueblo que sufrió 20 años de dictadura quizá no sea lo mismo que imaginan los políticos exiliados que regresaron al país a la sombra de la invasión estadounidense."

Responsable de la pesadilla

Il Messaggero, de Roma, describe lo ocurrido en los siguientes términos: "Un traspaso del poder casi secreto, seguido por la inmediata partida del (teóricamente) poderosísimo procónsul Paul Bremer, que sólo un par de horas más tarde iba a bordo de un avión hacia Estados Unidos, lejos de la pesadilla que debe haber constituido Irak para él. Una pesadilla de la que también Paul Bremer es co-responsable. Porque en este lapso de más de un año de dominio estadounidense en Irak no se hizo nada, o prácticamente nada, por la población civil ni por el retorno, ni siquiera a una especie de normalidad, sino a una situación mejor."