El euro en el mundo | Economía | DW | 01.01.2003
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

El euro en el mundo

El euro se hace valer en los países vecinos a su área, así como en los mercados financieros. En cambio aún queda por ver si, mediante el comercio internacional, logra convertirse en una verdadera alternativa al dólar.

Comprando euros en el aeropuerto de Londres.

Comprando euros en el aeropuerto de Londres.

El papel internacional del euro tiene un acento claramente regional. Marca presencia en aquellos países de Europa central y del este donde la economía está "eurorizada", es decir, donde cumple el papel de divisa de referencia para la vida diaria, similar a lo que ocurre con el dólar estadounidense en numerosas economías latinoamericanas. Existe una relación directa de la presencia del euro en aquellos países con lazos comerciales e institucionales más fuertes con la Zona Euro.

¿Un rival para el dólar?

Muchos dudaban del éxito del euro. Hasta su introducción, más de cuatro quintas partes de las transacciones en divisas incluían al dólar, la mitad de las exportaciones mundiales estaban denominadas en dólares y dos terceras partes de las reservas internacionales apostaban por la moneda estadounidense.

Sin embargo, su primer año en circulación puede haber cambiado esta previsión. "El euro se ha convertido en la segunda divisa de uso internacional y su uso sigue creciendo", dice el Banco Central Europeo (BCE). Pero el cambio es gradual. Según los expertos, el uso del euro en las emisiones de bonos lo establece como una clara alternativa al dólar. Después de todo no es una divisa de uso reducido, considerando que es la moneda oficial de 12 países, con 300 millones de habitantes, incluyendo las principales economías europeas.

Marginal para Latinoamérica

Para América Latina se esperaba que euro se estableciera especialmente en las transacciones financieras. A pesar de los acuerdos de libre comercio que la Unión Europea tiene con México y Chile, el peso del intercambio de bienes a través del Océano Atlántico no es dominante. Como ejemplo, Rafael Pampillon, del Instituto de Empresa de Madrid, recuerda que España, principal inversor directo en la región en los últimos años, tiene un mayor intercambio comercial con Portugal que con toda América Latina.

En su primer año de circulación, el euro no ha cumplido las expectativas en la región. Las emisiones en renta fija, tanto públicas como privadas, de las principales economías de la zona, siguen haciéndose en dólares. Según el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, sólo el 4% de las emisiones de México, Brasil, Chile y Colombia se han realizado en euros. Sin duda, la crisis de Argentina y de Brasil en el 2002 tuvo un impacto negativo, con una caída de 50% de las emisiones respecto del 2001.

Las claves

Según los expertos, existen cuatro factores que determinan el papel internacional de una divisa. La estabilidad económica reduce el riesgo de poseer activos en dicha divisa, y un tipo de cambio fuerte protege a los inversores. Asimismo, se requieren mercados financieros con un alto grado de liquidez que permite la diversificación de las operaciones, y un marco regulador sólido para minimizar la posibilidad de crisis.

La fuerza del euro había estado en tela de juicio hasta su puesta en circulación. Precisamente en la segunda mitad del 2002 el euro se ha visto revalorizado frente al dólar. Pero los expertos advierten que esto se debe en primer lugar a las dificultades económicas estadounidenses, así como a la incertidumbre internacional generada por las tensiones pre bélicas con Irak. A mediano plazo Europa no deja de preocupar: crecen las tensiones fiscales y las previsiones de crecimiento se siguen postergando, a la vez que se revisan a la baja.