El esperado despegue de Andre Schürrle | Deportes | DW | 19.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El esperado despegue de Andre Schürrle

A la lista de las estrellas juveniles del fútbol alemán se sumó ahora un nuevo nombre: Andre Schürrle, por cuya explosión de talento la selección esperó pacientemente durante algunos años.

Cuatro goles en dos partidos con la selección: Andre Schürrle es el jugador de moda en Alemania.

Cuatro goles en dos partidos con la selección: Andre Schürrle es el jugador de moda en Alemania.

Al final del partido en Suecia, donde Andre Schürrle le dio la victoria a Alemania 5-3 casi que en solitario, con tres goles y una asistencia, el seleccionador Joachim Löw reveló que hubo momentos en los que fue más grande la fe en las capacidades del jugador, que lo que este le entregaba al equipo.

“Hace dos o tres años, cuando lo trajimos a la selección, Andre atravesaba una muy buena fase y después se estancó. Ahora lo he vuelto a ver como en aquellos días en los que decidimos convocarlo: ágil, rápido, dinámico, encarando el arco rival”, contó Löw, quien además encontró la explicación al por qué Schürrle ha recuperado las virtudes que lo hacen un futbolista especial: el traspaso al fútbol ingles.

El aporte de Mourinho

Schürrle llegó este verano a Inglaterra, cuando por 22 millones de euro que costó su fichaje abandonó el Leverkusen para sumarse a la plantilla del Chelsea. En Londres el futbolista alemán está bajo las órdenes del entrenador José Mourinho, quien de acuerdo al seleccionador Löw es responsable del progreso de su jugador en los meses recientes.

“Se ve la mano de Mourinho” considera el entrenador de Alemania, quien en el último partido de la selección en la eliminatoria al Mundial fue testigo, como toda la afición, del enorme salto de calidad que ha dado Schürrle tras haberle dado la espalda a la Bundesliga. “Impresiona cómo Andre se ha impuesto en un equipo como lleno de estrellas Chelsea, y que día a día se mantenga. Además, logra esto en una liga tan exigente como la inglesa. Creo que el cambio le hizo bien”, sentenció Löw.

El propio Schürrle reconoce que su nueva vida en Londres tiene en él un efecto positivo: “para la confianza en mí mismo el cambio ha sido muy bueno, en Chelsea hay que luchar durante toda la semana por un cupo en el equipo que juega el fin de semana. Esa situación me motiva”, asegura.

Cuánto le ha cambiado Inglaterra en el poco tiempo que lleva allí es algo que en no sólo se aprecia en la cancha. Lo primero que salta a la vista al comparar el jugador que se fue de Leverkusen con el que hoy está al servicio del Chelsea es su constitución física. Por expresa recomendación de Mourinho el alemán ahora pasa más tiempo en el gimnasio, ganando masa muscular.

¿El resultado? Ciertamente un futbolista más corpulento, pero por encima de todo, como apuntan los analistas alemanes, uno que está mucho más presente en la cancha, que conserva la agilidad y la velocidad en los regates pero resiste el ataque de los defensas rivales. “Su lenguaje corporal es otro, y eso se ve también en la confianza en sí mismo que ha ganado desde que está en Chelsea”, analizó para la televisión alemana el exportero nacional Oliver Kahn.

Los retos del futuro

La carrera de Andre Schürrle se ha movido a alta velocidad. En apenas tres años pasó del pequeño club que lo formó, el Maguncia 05, al internacionalmente poderoso Chelsea. A los 22 años que hoy tiene luce maduro y bastante distante del chico que en la temporada de la Bundesliga 2010/2011 irrumpió en el mundo del fútbol con mucha frescura y más atrevimiento; con espectaculares goles anotados al ritmo de la música rock. Él era el guitarrista de la banda “Bruchweg-Boys” de la que también hacían parte sus compañeros Lewis Holtby y Adam Szalai.

El juvenil futbolista tiene dos metas por lograr en esta temporada. La primera, quizás la más fácil, es afianzarse en el Chelsea; la segunda, con más obstáculos, es conquistar la titularidad en la selección alemana que estará en el Mundial de Brasil 2014.

“Si sigue jugando como contra Suecia, no hay forma de sentarlo en Brasil” anunció Joachim Löw, más a manera de reconocimiento al rendimiento de Schürrle que como anticipo a la formación que presentará Alemania en el Mundial. Por el sector izquierdo el seleccionador tiene demasiadas opciones buenas como para comprometerse con demasiada anticipación con un jugador.

Schürrle tendrá que tener paciencia pues en Alemania disputa la titularidad con Marco Reus, hasta ahora el dueño de la posición, Lukas Podolski, uno de los jugadores preferidos de Löw, y Julian Draxler, el chico de mayor proyección en el fútbol actual de la Bundesliga.

Publicidad