El Ejército Rojo - Parte 2: La Guerra Fría | lo más destacado | DW | 06.04.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

lo más destacado

El Ejército Rojo - Parte 2: La Guerra Fría

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, la gloria del Ejército Rojo había desaparecido.

En el transcurso de la Guerra Fría, Jruschov volvió a mejorar la reputación del ejército, aunque desde entonces tuvo una función puramente represiva. 

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Rojo se dirigió principalmente contra los levantamientos populares en la esfera de influencia de la URSS, que fueron aplastados de forma sanguinaria. Hoy en día, el Ejército Rojo es sobre todo un símbolo de aspiraciones nacionalistas nostálgicas. 

Tras la victoria sobre el fascismo, nueve millones de soldados soviéticos regresaron a casa en el verano de 1945. Los prisioneros de guerra que sobrevivieron a los campos alemanes fueron acusados de traición en su país y enviados al gulag. Otros se vieron obligados a mendigar, ya fueron despojados de su pensión de veteranos de guerra y desterrados de las grandes ciudades. Después de derrotar a la Alemania de Hitler, Stalin decidió poner fin a los días gloriosos del Ejército Rojo. Durante la Guerra Fría, su única función era mantener el orden público y la seguridad. 

Dokumentation | Die Rote Armee - Teil 2 | Schukow und Chruschtschow

Mariscal Gueorgui Zhúkov y Nikita Jruschov

Pero tras la muerte de Stalin en 1953, las cartas se barajaron nuevamente. El nuevo hombre fuerte, Nikita Jruschov, se deshizo de su rival, el jefe del NKVD Lavrenti Beria, con la ayuda del Ejército Rojo y lo hizo ejecutar. Tras tomar el poder inició la desestalinización. Nombró ministro de Defensa al mariscal Gueorgui Zhúkov, que había caído en desgracia con Stalin. Reorganizó y modernizó el Ejército Rojo, devolvió su antiguo prestigio y reintrodujo la pensión de los veteranos de guerra. 

Dokumentation | Die Rote Armee - Teil 2 | Budapest

Budapest, Hungaria

No obstante, la función del ejército siguió siendo puramente represiva. Con el apoyo de tanques soviéticos, las fuerzas armadas de los partidos firmantes del Pacto de Varsovia sofocaron de forma sanguinaria los levantamientos de Polonia y Budapest en 1956 y de Praga en 1968. El conflicto entre la URSS y las potencias occidentales se libraba a otro nivel. 

El ingeniero militar Serguéi Koroliov desarrolló el primer cohete de largo alcance, que transportó al cosmonauta Yuri Gagarin a la estratosfera. Este cohete también habría hecho posible un ataque nuclear contra Occidente. Tras la crisis de los misiles en Cuba en 1962, las dos superpotencias iniciaron la política de distensión y simultáneamente llevaron a cabo guerras por delegación. Así, la URSS ayudó a rearmarse a sus aliados del Tercer Mundo. 

En la década de 1970, las condiciones de vida de los soldados del Ejército Rojo empeoraron drásticamente. Su vida cotidiana estaba marcada por el racismo, la violencia sexual, el acoso y la promiscuidad. Muchos reclutas intentaron huir del servicio militar, pero no había forma de escapar de las misiones en Afganistán, que pronto se convirtieron en una auténtica pesadilla. La feroz lucha contra los muyahidines se hizo permanente. El Ejército Rojo estaba cada vez más debilitado y desmoralizado; mientras, crecía la aversión al sistema soviético.

En 1989, diez años después del inicio del conflicto, Mijaíl Gorbachov ordenó la retirarada de Afganistán del Ejército Rojo y el regreso de los soldados a casa. La URSS no se recuperó de esta derrota y se desintegró con la dimisión del presidente Mijaíl Gorbachov el 25 de diciembre de 1991. 


Horarios de emisión: 

Parte 2: 

DW Español

MA 26.04.2022 – 21:15 UTC
MI 27.04.2022 – 02:15 UTC
MI 27.04.2022 – 07:15 UTC
JU 28.04.2022 – 05:15 UTC
JU 28.04.2022 – 10:15 UTC
JU 28.04.2022 – 13:15 UTC
SA 30.04.2022 – 19:15 UTC 
SO 01.05.2022 – 17:15 UTC

La Paz UTC -4 | Buenos Aires UTC -3 | Ciudad de México UTC -5