El doping podría ser penado con cárcel | Deportes | DW | 12.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El doping podría ser penado con cárcel

Los atletas alemanes que recurren al dopaje corren peligro de que se les aplique penas más severas. El gobierno alemán presentó un proyecto de ley que podría hacer que los que se dopan terminen en la cárcel.

Nuevos vientos soplan sobre el paisaje del deporte alemán. Por un lado, la Agencia Nacional Antidoping de Alemania (NADA) recibe mucho más dinero del Estado y planea ampliar los controles antidopaje en 2015. También la clase política alemana parece haber reconocido la seriedad del tema y ha tomado cartas en el asunto, si bien con algo de demora.

En 2009, el ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), rechazó una ley antidoping a pesar de numerosos escándalos por dopaje de deportistas alemanes de primer nivel. “No creo que deba existir un parágrafo especial referido al fraude en el deporte. El fraude es el fraude, no importa si se trata de una empresa, de un político o de un deportista”, dijo entonces el ministro. Cinco años más tarde se produce un cambio de rumbo: De Maizière presentó, junto con el ministro de Justicia, Heiko Maas, del Partido Socialdemócrata (SPD), un proyecto de ley antidopaje que tendrá serias consecuencias para el deporte alemán.

Hasta tres años de cárcel

Thomas de Maizière (izqda.), ministro alemán del Interior, y Heiko Maas, ministro de Justicia.

Thomas de Maizière (izqda.), ministro alemán del Interior, y Heiko Maas, ministro de Justicia.

El proyecto de ley prevé una pena máxima de prisión por dopaje de hasta tres años y se centra en los deportistas. Si anteriormente la Ley alemana de Fármacos no afectaba prácticamente a los atletas, ahora éstos se ven amenazados por severos castigos, incluso ante tribunales extradeportivos. Los puntos principales de la ley son la prohibición del autodopaje y la penalización de la posesión de medicamentos de este tipo. Esto representa un paso enorme en la lucha contra el dopaje en Alemania. Luego de ser aprobada, lo cual está previsto para comienzos de 2015, la ley permitirá que por primera vez un tribunal federal pueda castigar a un deportista por posesión o consumo de medicamentos para mejorar su rendimiento.

Sin embargo, la nueva ley apunta sobre todo a deportistas de primera línea. Solo quien “obtenga grandes ingresos con su actividad deportiva” podrá ser citado ante los tribunales por el delito de doping. Es decir que la regulación no incluye a los deportistas aficionados.

Entre el rechazo y la aceptación

Si bien la ley se centra en la penalización de los deportistas, también quienes hacen posible o fomentan el doping serán castigados. En concreto, los médicos y asesores que provean a los atletas de medicamentos de dopaje también deberán presentarse ante el tribunal. En casos especialmente graves, como el dopaje de menores o de un equipo de deportistas, se prevén penas de hasta diez años de prisión.

El proyecto de ley de los ministros alemanes de Interior y Justicia fue precedido por un extenso periodo de estudio y un amplio debate con la Federación Alemana del Deporte Olímpico (DOSB). Esta rechazó durante mucho tiempo los juicios por dopaje fuera de los tribunales deportivos, pero ahora deberá ceder, a pesar de que varias de sus autoridades vean con escepticismo las penas previstas. Sin embargo, dado que ya no se puede frenar el proyecto de ley a nivel político debido al trabajo conjunto al respecto de la CDU y el SPD, los altos funcionarios del deporte alemán se alegran por la medida. “La ley antidoping es un gran paso en la lucha contra el dopaje”, elogió recientemente el proyecto Clemens Prokop, presidente de la Asociación Alemana de Atletismo (DLV). Rudolf Scharping, presidente de la Unión Alemana de Ciclistas (BDR), dijo que con la nueva ley también se podrá castigar “a los instigadores y las redes criminales del dopaje”.

Publicidad