El dilema catalán: la UE se mantiene a la reserva | Europa | DW | 04.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El dilema catalán: la UE se mantiene a la reserva

Oficialmente, la Comisión Europea no se refiere a la declaración de independencia en Cataluña. Pero algunos eurodiputados piden una mediación.

El europarlamentario socialdemócrata Jo Leinen pide mediación.

El europarlamentario socialdemócrata Jo Leinen pide "mediación".

Algunos políticos catalanes, por fuera de la dirigencia catalana, así como Los Verdes en el Parlamento Europeo, piden a la Comisión Europea en Bruselas que medie entre Madrid y Barcelona.

La UE no toma partido en la disputa en Cataluña. "Se trata de un asunto interno de España, en el que la Comisión de la UE no interfiere", ha dicho repetidas veces el portavoz de la UE.

Además de esta postura jurídica, "la violencia nunca puede ser un medio del debate político", ha reiterado la portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, agregando que "ambos lados deben ahora dejar la confrontación y pasar al diálogo". El referendo independentista fue ilegal, es la convicción de la Comisión de la UE.

Los Verdes del Parlamento Europeo, por su parte, ven en peligro el Estado de derecho en España, y han solicitado al comisario de la UE ,Frans Timmermans, "mediar entre el gobierno central y el movimiento independentista catalán". Pero un intermediario tendría que ser invitado por ambas partes, según diplomáticos de la UE en Bruselas. Desde un punto de vista jurídico, cada Estado miembro es responsable de su propia estructura interna.

Una Cataluña "independiente, tiene que abandonar la UE

El referendo de Cataluña y el de Escocia fueron cosas totalmente diferentes, puesto que el de Escocia fue autorizado por Londres, el de Barcelona no.

Ya antes de su realización, la Comisión Europea había dejado en claro que una probable independencia de España, significa que Cataluña abandona, automáticamente, también la Unión Europea. Y para volver a ser miembro del club de Bruselas, Barcelona tiene que tramitar una solicitud formal y pasar todo un proceso de pruebas y votaciones, como cualquier otro país.

En Estrasburgo, el eurodiputado socialdemócrata Jo Leinen ha pedido a ambas partes, tanto al primer ministro español, Mariano Rajoy, como al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "sentarse a la mesa de negociaciones tras el caótico referendo”. 

Parlamentarios europeos piden la mediación

Por su parte, las dos principales fracciones del Parlamento Europeo, conservadores y socialistas, se han opuesto, hasta ahora, a incluir el caso de Cataluña en la agenda de debate. Para el jefe del Grupo Liberal en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, este es el momento de disminuir las tensiones porque "solo logrando una solución política, acordada por todas las partes, incluida la oposición en el Parlamento catalán, se garantiza el respeto a la Constitución y al ordenamiento jurídico".

Por último, si el gobierno catalán decide declarar la independencia sobre la base del referéndum realizado, es muy improbable que cualquier estado de la UE reconozca esa independencia.

Bernd Riegert (jov)

DW recomienda

Publicidad