El ciclón Idai provoca devastación en el sur de África | África | DW | 21.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

África

El ciclón Idai provoca devastación en el sur de África

La lluvia, que aún no para, ya deja cientos de muertos. Mozambique y Zimbabue son los países más afectados. Las pérdidas aún no se han cuantificado con exactitud. Algunos países vecinos han prometido ayudar.

El ciclón Idai, el más intenso del año hasta ahora, golpeó con ferocidad durante dos semanas el sureste de África, inundando vastas franjas de tierra. La tormenta había empezado a formarse a comienzos de marzo en el Océano Índico. Organizaciones de ayuda humanitaria aseguran que se trata de la mayor devastación ocurrida en 20 años.

Mozambique

Especialmente afectada se encuentra la ciudad portuaria de Beira, en Mozambique. "Mi casa está completamente destruida. Perdí todas mis pertenencias, incluso la ropa. También el televisor, el equipo de música, los asientos. Incluso el colchón y la cama han salido volando”, lamenta Anastácia Alficha, pobladora del lugar, en entrevista con DW. Asegura haber podido refugiarse en casa de una vecina, hasta que aquella también fue afectada por las inundaciones.

El lunes, cuando la tormenta había parado, el presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, sobrevueló esta ciudad de 500.000 habitantes y se refirió a la catástrofe como un "desastre de grandes dimensiones”, advirtiendo sobre un incremento en el número de víctimas. "Parece que debemos reportar más de 1.000 muertes”. Las lluvias aún dificultan el suministro de insumos básicos, así como las labores de rescate de personas que se encuentran rodeadas por agua. La cifra oficial de fallecidos ascendía provisionalmente este jueves (21.03.19), según la agencia EFE, a 294.

Mosambik Beira Zyklon Sturm Idai (picture-alliance/AP Photo/D. Onyodi)

Inundaciones en Mozambique tras el paso del ciclón Idai.

"Según nuestras informaciones, la ciudad está destruida en un 90%”, dijo a DW Ditzi Sitoi, que coordina las labores de emergencia de la organización no gubernamental británica "Save The Children” en Mozambique. "Las calles están impasables. Es muy difícil llegar a la ciudad. Los únicos caminos que nos quedan son las vías aéreas y marítimas”. Por otro lado, la infraestructura telefónica y de internet está destruida.

Zimbabue

También la ciudad de Chimanimani, en Zimbabue, que cuenta con alrededor de 30.000 habitantes, fue golpeada por el ciclón. El corresponsal de DW Privilege Musvanhiri asegura haber asistido al funeral de un anciano de 83 años cuya casa quedó destruida tras una avalancha. "Nuestros niños no han podido asistir a la escuela, seguimos aquí porque no tenemos otra alternativa. Necesitamos ayuda con urgencia, todos los puentes han sido arrasados”, aseguró Patience Chada, una pobladora del lugar, a la agencia de noticias AP.

Con la caída de los puentes también han quedado inservibles las rutas que conducen a la provincia montañosa de Manicaland. La organización Médicos Sin Fronteras reporta haber concentrado sus labores en abastecer los centros de acopio fuera de los núcleos urbanos, con el propósito de ayudar a la reactivación del suministro de agua y a la recuperación de la infraestructura sanitaria.

Simbabwe Zyklon Idai Hilfsgüter (picture-alliance/AP Photo/T. Mukwazhi)

Primeras envíos de ayuda humanitaria a las zonas afectadas.

Malaui

Aunque el ciclón no afectó directamente a Malaui, las consecuencias son notorias. Se han desbordado ríos debido a las intensas lluvias. La ciudad más golpeada es Makhanga, a orillas del río Shire. La ayuda solo puede llegar hasta allí en embarcaciones o en helicóptero. Miles de personas han huido a otras partes del país en búsqueda de refugio.

Madagascar, que es golpeado por ciclones casi todos los años, no se vio tan afectado esta vez. "Es indispensable incorporar en nuestros planes nacionales medidas de resiliencia para contextos de cambio climático", aseguró a DW Hajo Herivelona Andrianainarivelo, ministro de Asuntos Territoritoriales de Madagascar. "Debemos plantear un camino único para abastecer en toda la región. Somos países africanos con el común denominador de estar a orillas del Océano Indíco”, puntualizó el funcionario.

El presidente de Tanzania, John Magufuli, ordenó el envío de alimentos y suministros médicos para los tres países más afectados. "Es un principio del buen vecindario. Si ustedes ven que sus vecinos atraviesan por un momento delicado, no esperen a que les pidan ayuda”, dijo el miércoles su viceministro de salud Faustine Ndugulile a DW. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU cifró este jueves (21.03.2019) el número de personas que requieren asistencia humanitaria durante los próximos tres meses en 1.720.000, aunque anotó que este número podría duplicarse.

Colaboraron: Saumu Mwasimba, Arcénio Sebastião, Eric Topona

mov/cp  

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos eFacebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda