El centésimo partido de Philipp Lahm | Deportes | DW | 06.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El centésimo partido de Philipp Lahm

100 partidos con la camiseta del equipo nacional: el capitán del Bayern Múnich y la selección alemana, Philipp Lahm, logra un récord que apenas once futbolistas compatriotas suyos han alcanzado hasta ahora.

Philipp Lahm ingresa a un club muy selecto.

Philipp Lahm ingresa a un club muy selecto.

Philipp Lahm ingresa a la historia del fútbol alemán por la puerta grande, jugando contra Austria en el estadio Allianz Arena de su ciudad natal Múnich, donde se siente en casa pues allí juega de local con su equipo, el Bayern, club que lo formó como profesional.

Honor de pocos

El capitán de Alemania, con apenas 29 años, es ahora miembro de un selecto y exclusivo club creado por la Federación Alemana de Fútbol (DFB) para honrar los logros de sus figuras históricas más destacadas: el de los “jugadores nacionales centenarios”. Otros miembros ilustres del club, del cual Lahm es el integrante décimoprimero, son Franz Beckenbauer, Lothar Herbert Matthäus, Jürgen Klinsmann, Thomas Häßler y Jürgen Kohler.

Un par de actuales colegas suyos en la selección nacional también hacen parte de este grupo: Lukas Podolski (111 partidos), y Miroslav Klose (128). Pero ninguno de ellos, ni de los demás jugadores centenarios de Alemania, igualan un récord suyo que pasará definitivamente a la historia como algo único, singular y probablemente irrepetible: Philipp Lahm fue titular en todos los primeros 100 partidos en los que vistió el uniforme nacional.

Phillip Lahm Fußballnationalmannschaft Deutschland Kapitän Kapitänsbinde

Phillip Lahm con la banda de capitán de la selección alemana.

“Este partido centenario contra Austria es algo bonito, especialmente porque lo juego en mi casa, pero lo importante es obtener una victoria”, contó Philipp Lahm en la vispera, al tiempo que desestimó el sobrevalorar su ingreso al club de jugadores centenarios de Alemania. “Mi meta es ganar un título mundial, preferiblemente en el 2014”, contestó al ser preguntado sobre si se ha planteado como objetivo superar la marca de 150 partidos con la selección que ostenta Lothar Matthäus, y agregó: “esa tarea la tendrá quizás Lukas Podolski, quien es más joven que yo y tiene más juegos internacionales en su cuenta”.

Gracias a Rudi Völler

Lahm no ha completado aún una década con la selección alemana, en la que debutó el 18 de febrero del 2004, y en ese tiempo se ha convertido en el máximo referente del equipo, del cual es capitán desde el Mundial de Sudáfrica 2010. El jugador del Bayern, formando bien sea como lateral derecho o izquierdo, ha confirmado a lo largo de los años ser una pieza clave para los seleccionadores de Alemania bajo cuyas órdenes ha estado: Joachim Löw, Jürgen Klinsmann y Rudi Völler.

Este último fue el encargado de abrirle la puerta internacional a Lahm. Ello ocurrió en un partido contra Croacia, que Alemania ganó 2-1 jugando como visitante, en el que Völler sorprendió a todos los aficionados poniéndolo de titular.

No hay que olvidar que en esa fecha el hoy capitán alemán apenas completaba 17 partidos como jugador profesional, en aquella época vistiendo el uniforme del Stuttgart, el equipo revelación de esa temporada. Además, siete meses antes de su temprano y exitoso debut con Alemania, Philipp Lahm, a punto de cumplir 20 años, todavía era parte de la tercera plantilla del Bayern, desde donde jugadores de su edad muy pocas veces logran dar el salto al fútbol de élite.

La selección germana en la Eurocopa 2012.

La selección germana en la Eurocopa 2012.

Elogios por doquier

Todos los entrenadores que han acompañado la carrera de Lahm coinciden en que el lateral es uno de los futbolistas más talentosos con los que se han cruzado en el camino. Recientemente, tras el triunfo del Bayern en la Supercopa Europea sobre Chelsea, Pep Guardiola aseguró que él era “el jugador más inteligente que ha tenido bajo sus órdenes”. Es un gran halago pues proviene de un técnico que entrenó a los mejores jugadores del mundo en Barcelona, club del cual Lahm rechazó una oferta de trabajo en el 2006 para quedarse en el equipo de su vida, el Bayern.

“Philipp es un ejemplo de seriedad, compromiso y talento futbolístico; un jugador con el que un entrenador siempre puede contar, uno de los mejores del mundo, también como persona”, alabó el seleccionador alemán Joachim Löw a su capitán, Lahm, poco antes del partido centenario contra Austria en el Allianz Arena.

DW recomienda

Publicidad