El caso Cavallo, nueva prueba para la justicia | Política | DW | 22.12.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

El caso Cavallo, nueva prueba para la justicia

Si llega a concretarse el fallo reciente de la justicia española, Ricardo Miguel Cavallo enfrentará en Argentina los juicios por crímenes cometidos durante la dictadura militar. ¿Se repetirá el caso de Augusto Pinochet?

Sérpico, tras las rejas.

"Sérpico", tras las rejas.

Se hacía pasar por un empresario común y corriente. Un ciudadano argentino de clase media que, como muchos más, habían dejado su país para superar el turbulento cambio de siglo, con sus infames "corralitos", la crisis bancaria y la debacle de la burguesía porteña.

Pero Ricardo Miguel Cavallo era distinto. Huía de sí mismo y de sus muchos seudónimos: "Marcelo" y "Sérpico", entre ellos. Y, sobre todo, eludía su pasado como oficial de la Escuela de Suboficiales de Mecánica de la Armada (ESMA) donde, según numerosos testimonios, participó en torturas y asesinatos de disidentes durante la dictadura militar.

En México, Cavallo se sintió lo suficientemente confiado como para presentarse a una licitación pública (la del Registro Nacional de Vehículos, o Renave), y para dejarse retratar. Su imagen lo delató. Primero fue identificado como parte de una banda dedicada al contrabando de automóviles y otros artículos. Pero luego, el periódico Reforma (donde se publicaron las fotos del "empresario") comenzó a recibir cartas de víctimas o familiares de éstas. Lo denunciaban como el temible oficial que se escondía tras su nueva vida.

Bündnis klagt Rumsfeld wegen Kriegsverbrechen an Der Anwalt Wolfgang Kaleck

Wolfgang Kaleck: "No se repetirá el caso Pinochet".

Cavallo fue extraditado de México a España, donde era juzgado por iniciativa del juez Baltasar Garzón. Hace unos días, la justicia española decidió extraditar de nuevo a Ricardo Miguel Cavallo para que sea juzgado por la justicia Argentina. El anuncio ha provocado consternación entre los familiares de las víctimas de la dictadura y las organizaciones de derechos humanos. ¿Correrá el argentino la misma suerte que el dictador chileno Augusto Pinochet, quien tras ser extraditado pudo vivir varios años y evadir definitivamente a la justicia? DW-WORLD ha dialogado con el experto alemán en derecho internacional Wolfgang Kaleck, quien además aboga por los derechos de los alemanes desaparecidos durante la dictadura militar argentina.

cavallo.JPG

"Miguel Ángel" Cavallo, uno de sus seudónimos.

DW-WORLD: ¿Qué opina de la decisión de la justicia española de inhibirse en el caso de Ricardo Miguel Cavallo y dejar la responsabilidad a los tribunales argentinos?

Wolfgang Kaleck: Considero que es una decisión comprensible, no me sorprende. La anulación, el año pasado, de las leyes de Obediencia Debida (que exculpó a los implicados de menor rango en los crímenes cometidos durante la dictadura) y de Punto Final (que impidió nuevas presentaciones judiciales contra los represores), permiten que la justicia argentina asuma el proceso contra Ricardo Miguel Cavallo. La resolución de la Audiencia Nacional española supone únicamente conceder a la jurisdicción argentina la prioridad en el caso siempre que se ejercite de manera eficaz. En otras palabras, si la justicia argentina funciona, el traspaso del proceso de España a Argentina sólo puede ser un paso adelante.

Ricardo Miguel Cavallo wird an Spanien ausgeliefert

Algunos sectores buscan que Cavallo permanezca en España.

DW-WORLD: ¿Cree entonces que los familiares de las víctimas de la represión y las organizaciones de derechos humanos no tienen motivos para alarmarse?

W.K: Es cierto que la decisión de la Audiencia Nacional coincide con lo que los abogados de Cavallo han solicitado durante mucho tiempo. También es verdad que el proceso se halla mucho más avanzado en España que en Argentina. Sin embargo, no hay motivos para pensar que si la justicia argentina funciona Cavallo no pueda ser condenado por los crímenes cometidos en su país.

DW-WORLD: En todo caso, tras la resolución de la justicia española ahora se abre un periodo de cuarenta días para que los tribunales argentinos soliciten la extradición de Cavallo….

W.K: Bien, ahora hay que esperar. Hay tiempo para que los tribunales argentinos soliciten la extradición, y creo que es factible que así sea. Además, hay en marcha recursos de los abogados de la acusación y también de la Fiscalía de la Audiencia Nacional española ante el Tribunal Supremo en contra de la decisión de la Audiencia de inhibirse del caso y trasladarlo a Argentina. Lo que no va a pasar en ningún caso es que Cavallo quede en libertad, como se ha venido comentando.

¿Puede seguir entonces el proceso en España si finalmente Cavallo no es extraditado a Argentina? Siga leyendo.

DW-WORLD: ¿Puede seguir entonces el proceso en España si finalmente Cavallo no es extraditado a Argentina?

W.K: Perfectamente. Creo que si Argentina no pide finalmente la extradición, el proceso seguirá adelante en España, donde además se halla muy cerca de su finalización. En todo caso, hay que esperar a ver qué pasa con los recursos y qué decisión toma la justicia argentina.

Wolfgang Kaleck

Wolfgang Kaleck es miembro de la Coalición contra la Impunidad.

DW-WORLD: ¿Y no sería mejor un tribunal internacional?

W.K: No, para nada. En las circunstancias actuales, se dan las condiciones para que Cavallo sea juzgado en Argentina o bien en España si finalmente no prospera la extradición.

DW-WORLD: El reciente fallecimiento de Augusto Pinochet, que durante años eludió la acción de la justicia chilena, ¿podría llevar a paralelismos con el caso de Cavallo en Argentina? Es decir, una persona acusada de graves crímenes que acaba siendo juzgada en su país y finalmente queda impune….

W.K: En absoluto. No hay motivos para establecer paralelismos entre el caso de Pinochet y el de Cavallo, son procesos totalmente diferentes. En el caso de Cavallo, el proceso que se está llevando adelante en su propio país es una mega-causa por los crímenes cometidos en la Escuela de Suboficiales de Mecánica de la Armada (ESMA), en la cual Cavallo es uno más de una larga lista de represores. Evidentemente, se trata de un proceso complicado y que puede llevar muchos años, pero no lo compararía con el de Pinochet.

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda