El Banco de Santander provoca la indignación de Dilma Rousseff | América Latina | DW | 28.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El Banco de Santander provoca la indignación de Dilma Rousseff

En un informe a clientes ricos, el banco dijo que la bajada de popularidad de Rousseff animó la Bolsa. Los analistas creen que el intervencionismo del Gobierno ha contribuido a la actual desaceleración de Brasil.

Rousseff calificó como "lamentable" e "inadmisible" el contenido de un informe dirigido por el banco Santander a sus clientes de mayor poder adquisitivo, en el se sugiere que, si la mandataria conquista la reelección, se puede agravar la situación económica del país.

"Lamento lo que sucedió. Un país no debe aceptar una interferencia de ninguna institución financiera de ningún nivel. Es inadmisible, lamentable, no solo para mí, sino para cualquier candidato", dijo la presidenta, durante una entrevista concedida a varios medios de prensa locales.

La tensión entre el Gobierno de Brasil y el banco español estalló el pasado viernes (25.07.2014), cuando se conoció el informe enviado a los clientes más pudientes. El texto detalla diversos problemas de la economía brasileña, como "bajo crecimiento, inflación alta y déficit en cuenta corriente" y sostiene que la caída de la popularidad de la presidenta "ha contribuído" a que suba el índice Bovespa, el principal indicador de la Bolsa de Valores de Sao Paulo.

Logo der Bank Santander

Para Rousseff, las disculpas presentadas por el Santander son algo "protocolar".

Las disculpas del Banco

Según el informe, es "difícil saber hasta cuándo va a durar este escenario y cuál será el resultado final de una caída aún mayor de Dilma Rousseff en las encuestas". El texto, redactado por diversos analistas, asegura, que "si la presidenta se estabiliza o vuelve a subir en las encuestas, un escenario de reversión puede surgir. El cambio volvería a desvalorizarse, los intereses a largo plazo retomarían el alza y el índice de la Bovespa caería, revirtiendo parte de las alzas recientes. Este último escenario estaría más de acuerdo con el deterioro de nuestros fundamentos macroeconómicos".

Después de que el texto fuera conocido públicamente, el Banco emitió un comunicado en el que asegura que el texto "no refleja, de ninguna manera, la posición de la institución", atribuyendo su contenido a la visión de analistas. "El texto hirió la directriz interna que establece que cualquier análisis económico enviado a los clientes se restrinja a la discusión de variables que puedan afectar la vida financiera de los ahorristas, sin ningún tenor político o partidario", aseguró el banco. "Por ello, el banco pide disculpas a los clientes que puedan haber interpretado el mensaje de manera distinta a esta orientación, y reitera su convicción de que la economía brasileña seguirá su exitosa trayectoria de desarrollo". Para Rousseff, esta petición de disculpas es algo "protocolar", aunque el Banco anunció que todos los involucrados en la elaboración del texto serán despedidos.

MS (dpa/reuters)

DW recomienda